Las bolsas europeas caen. Cotizan las palabras de Powell y esperan al BCE

Entre los valores protagonistas en la apertura, Kering cede más del 2,6%, hasta los 510,90 euros. Adyen y Hermes caen más de dos puntos porcentuales, hasta los 1.465,60 puntos y los 1.544,50 puntos, respectivamente. 

En positivo reaccionan las acciones de CRH, que sube más del 0,6%, hasta los 38,07 euros mientras Flutter o Sanofi avanzan por encima de las dos décimas en la apertura de la sesión. 

A nivel corporativo, la operadora italiana Telecom Italia necesita vender activos para reducir su deuda, según ha comentado en las últimas horas su consejero delegado Pietro Labriola. Este jueves está prevista una reunión entre el Gobierno, y los principales accionistas de Telecom Italia, Vivendi y el banco CDP para identificar cuáles son las mejores opciones para la operadora. El gobierno de Giorgia Meloni quiere asegurar el control de la red de TIM, un activo considerado de importancia estratégica,

La reaseguradora alemana Munich Re espera una ganancia neta de alrededor de 4.000 millones de euros en 2023. El pronóstico se basa en los nuevos estándares contables, conocidos como IFRS 17 por tanto no hay cifras comparables. Los ingresos por seguros, es decir, las primas se espera que ronden los 58.000 millones de euros el próximo año.

Reunión del BCE y BoE , en el punto de mira. Los mercados cotizan también la FED     

Hoy el foco principal va a estar puesto en la decisión de tipos del BCE y la posterior rueda de prensa de su presidenta, Christine Lagarde. Además, el mercado europeo cotizará hoy la decisión de tipos de interés del Banco de Inglaterra, de la que se espera que suba los tipos hasta el 3,5% así como los mensajes de ayer de Jerome Powell, presidente de la Fed, que se conocieron con las bolsas del Viejo Continente ya cerradas. 

En este sentido, Powell aseguró, tras subir 50 puntos básicos los tipos de interés, que la senda alcista de los tipos de interés continuará pues el encarecimiento de los precios, pese a los descensos que se han visto en los últimos meses, sigue siendo elevado.  «Seguimos anticipando que los aumentos continuados serán apropiados para obtener una postura de política monetaria que sea lo suficientemente restrictiva para que la inflación vuelva a 2% en el tiempo», dijo Powell en la rueda de prensa. El organismo completó este miércoles la séptima subida de 2022  para situarlos en el rango del 4,25-4,5%, su nivel más alto en quince años. 

Por su parte, el BCE se reúne hoy en Francfort. La mayoría de encuestas habla de una subida de 50 puntos básicos, por debajo de los 75 puntos básicos de las anteriores reuniones. Un evento en el que la atención estará puesta en las pistas que dé el organismo no sólo de la inflación sino sobre la reducción de su balance y de qué pasará con los 5 billones de euros en bonos que se han comprado mediante los programas de estímulo. 

A nivel macro, se van a publicar datos de vehículos en Francia, Italia, Alemania y Reino Unido. También en Francia se va a conocer el IPC de noviembre y en España será el turno de la balanza comercial. 

En EEUU, se van a publicar las nuevas peticiones de subsidio por desempleo y las ventas minoristas.

Tras un cierre en negativo tras las palabras de Powell, hoy los futuros de Wall Street cotizan con tono mixto. Los futuros del Dow Jones se anotan un 0,10%, sobre los 34.000 puntos, el S&P 500 sube ligeramente sobre los 3.995,90 puntos y el NASDAQ 100 se mantiene en terreno negativo, sobre los 11.730,90 puntos. 

Los precios del petróleo bajan al fortalecerse el dólar, mientras que la posibilidad de nuevas subidas de los tipos de interés por parte de los bancos centrales en el mundo vuelven a acentuar la preocupación por la demanda. A estas horas, el futuro del petróleo Brent cede un 0,8%, sobre los 82,03 dólares, mientras el West Texas retrocede algo  más de un punto porcentual, hasta los 76,52 dólares. 

El EUR/USD cae un 0,3%, hasta las 1,0641 unidades. 

Esta madrugada se ha publicado en China una batería de datos macroeconómicos que confirman que, como consecuencia de las duras restricciones impuestas para combatir el Covid-19, la economía del país ha seguido debilitándose en el mes de noviembre. “Si bien el proceso de reapertura del país, actualmente en marcha, será positivo para esta economía en el medio/largo plazo, a corto plazo el fuerte incremento de casos de Covid-19 que se está registrando en el país y el miedo de muchos ciudadanos a la enfermedad, tras años en los que se les ha venido asustando con su efecto en la salud para justificar las actuaciones políticas, creemos que va a tener un impacto negativo en el crecimiento económico de China”, aseguran en Link Securities. 

Estrategias de Inversión