Las bolsas europeas abren en negativo siguiendo la estela de Wall Street

Las bolsas europeas abren la sesión en negativo, tras cerrar también en rojo en la jornada del lunes, siguiendo la estela de Wall Street. A estas horas, el DAX se deja algo más del 0,5%, hasta los 12.209,18 puntos, el FTSE -100 cae un 0.5%, el CAC-40 pierde un 0,7%, sobre los 5.794,49 puntos, el Eurostoxx 50 cede un 0,8%, hasta los 3.327,75 puntos mientras que el FTSE MIB se deja un 0,9%, sobre los 20.712 puntos. El IBEX 35 retrocede un 0,75% en la apertura y se sitúa en 7.357 puntos.

A nivel corporativo, HSBC Global Private Banking  ha anunciado hoy el lanzamiento oficial de su negocio en las grandes ciudades chinas de Chengdu y Hangzhou, en un intento por captar una mayor participación del mercado de riqueza de China. El banco también dijo que planea explorar oportunidades en la región suroeste de China. Sus sucursales existentes están ubicadas en las áreas del este, donde residen las personas de mayor poder adquisitivo.

Las empresas de salud Sanofi y su socio Regeneron Pharma han presentado más datos positivos para su fármaco Dupixent. Las compañías han dicho que los nuevos datos mostraron que Dupixent logró una remisión histológica significativa de la esofagitis eosinofílica en niños de 1 a 11 años. La esofagitis eosinofílica es una enfermedad inflamatoria crónica que daña el esófago y evita que funcione correctamente.

Bancos Centrales, China y Ucrania, factores que pesan en las bolsas…

Detrás de las caídas de las bolsas está el temor de los inversores a que los bancos centrales “se pasen de frenada y provoquen una fuerte recesión mundial”, apuntan los analistas de Link Securities. «Hay más pesimismo por parte de la gente sobre lo que van a hacer con la economía, porque no están tan convencidos de que tengan la inflación bajo control, y ese es el juego macro que está pesando sobre el petróleo», dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York. Otro factor es el conflicto en Ucrania, que se prolonga en el tiempo y vuelve a centrar la atención de los inversores tras el bombardeo indiscriminado de varias ciudades ucranianas por parte del ejército ruso. Los temores también llegan de China; la economía del gigante asiático se ralentiza, al tiempo que se está viendo muy penalizada por la política de “Covid-cero” implementada por las autoridades del país, que ha llevado nuevamente al sector de servicios a contraerse en el mes de septiembre.

El Banco de Inglaterra ha ampliado hoy su programa de compra de bonos de emergencia para incluir bonos del Estado británico vinculados a la inflación. Comprará hasta 5.000 millones de libras (5.510 millones de dólares) de bonos indexados, a partir del martes, junto con compras del mismo tamaño de bonos convencionales a largo plazo.  «Estas operaciones adicionales actuarán como un respaldo adicional para restaurar las condiciones ordenadas del mercado, absorbiendo temporalmente las ventas de ‘gilts’ indexados que superen la capacidad de intermediación del mercado», dijo el Banco de Inglaterra en un comunicado.

Por otra parte, el gobierno francés dice que está listo para intervenir en la huelga de refinerías que dura ya semanas y ha dejado sin combustible a un tercio de las estaciones de servicio del país. La huelga ha llegado a un punto muerto. «Dejamos abierta la posibilidad de intervenir», dijo el portavoz del gobierno, Olivier Veran, a la radio RTL.

Del lado macro, hoy Reino Unido publicará la tasa de paro se septiembre, mientras que en Italia se conocerá la producción industrial de agosto.  En EEUU, los datos a seguir serán el índice NFIB de optimismo de las pequeñas empresas de septiembre y el índice Redbook de ventas minoristas.  El mercado está esperando el dato fuerte de la semana, que se conocerá el jueves: El IPC definitivo de septiembre en EEUU, que marcará el rumbo de la Fed a la hora de seguir subiendo tipos. 

…En la antesala de los resultados empresariales en Wall Street

La inflación también sigue sobre la mesa como uno de los factores de preocupación; la subida de precios del petróleo tras el recorte de la OPEP+ amenaza con presionar de nuevo los precios al alza. A estas horas, el futuro del petróleo Brent cede un 0,2%, sobre los 96 dólares mientras el West Texas cede algo más de medio punto porcentual, hasta los 90,66 dólares. «Unas perspectivas económicas recesivas provocarán una menor demanda de petróleo», dijo Fitch Ratings el lunes. «Sin embargo, esperamos que la volatilidad de los precios siga siendo alta a corto plazo, debido a factores geopolíticos, como nuevas sanciones que lleven a una reducción de las exportaciones rusas».

El mercado está pendiente del inicio de la temporada de resultados, que comienza con las firmas de Wall Street. Se esperan revisiones a la baja de las estimaciones de crecimiento. La presentación de cifras comienza de forma oficial a finales de esta semana: el miércoles será el turno de PepsiCo y el jueves Delta Air Lines, Domino’s Pizza y Walgreens Boots Alliance. El plato fuerte vendrá el viernes, cuando se conocerán las cifras de cuatro grandes bancos: JP Morgan, Morgan Stanley, Citigroup y Wells Fargo. A estas horas, los futuros de los principales indicadores de Wall Street cotizan con caídas. El futuro del Dow Jones se deja un 0,45%, hasta los 29.070,50 puntos, el S&P 500 se deja un 0,4% mientras el Nasdaq cotiza en los 10.878,50 puntos tras dejarse algo más del 0,4% en la apertura. 

En cuanto al dólar, sigue su avance frente a otras divisas. El euro se mueve a estas horas ligeramente en negativo, sobre los 0,9688 billetes verdes mientras la libra cae un 0,4%, hasta los 1,1002 dólares.  Los sólidos datos de empleo en Estados Unidos y la expectativa de que las cifras de inflación del jueves se mantengan elevadas han echado por tierra las apuestas sobre cualquier cosa que no sean tipos de interés elevados durante 2023 y están haciendo que el dólar vuelva a alcanzar máximos de varias décadas.

Estrategias de Inversión