Las bolsas europeas terminaron ayer en negativo, con unos inversores preocupados porque las subidas de tipos en las reuniones de mediados de mes sean más agresivas de los esperado y, por otra parte, por la pérdida de influencia del cambio de estrategia, más suave, en China para combatir el Covid-19. Además, las buenas noticias en el país asiático acerca de su flexibilización en cuanto al coronavirus, contrarrestan con los malos datos conocidos hoy de exportaciones y de importaciones en noviembre que han bajado más de lo esperado. 

«Al menos hasta la semana que viene, cuando se sepa qué es lo que tienen en mente hacer los principales bancos centrales occidentales en materia de política monetaria las bolsas europeas se mantendrán a la espera, consolidando sus recientes avances, con los índices moviéndose en un estrecho intervalo de precios», señalan desde Link Securities.

A la espera de una mayor reapertura en China, en Europa las referencias macro siguen apuntando a una contracción de la economía. El dato de producción industrial de Alemania cae un 0,1% en octubre, mejor de lo previsto. Mientras, los precios de vivienda en Reino Unido caen un 2,3% en noviembre, según el índice Halifax. 

Con este escenario, hoy las bolsas europeas abren con tono mixto y sólo el mercado de Londres abre en números verdes. En concreto, el IBEX 35 baja un 0,25% hasta los 8.311 puntos, el DAX cede un 0,35% en los 14.292, el CAC 40 cae un 0,56% en los 6.650, el FTSE MIB de Italia resta ligeramente un 0,02% en 24.258 y el EURO STOXX 50 recorta un ligero 0,06% en los 3.936,9 puntos. Por su parte, el FTSE 100 de Londres sube un 0,37% en los 7.547,7 puntos.

A nivel empresarial, los reguladores antimonopolio de la UE han acusado a los bancos Deutsche Bank y Rabobank de formar un cartel para distorsionar la competencia en el mercado de deuda soberana denominada en euros, mediante el intercambio de información sensible y otras prácticas contrarias a las reglas de la Unión Europea entre 2005 y 2016.

Airbus rebaja su previsión de entregas para 2022 y suaviza su objetivo de producción. El mayor fabricante de aviones del mundo acaba de anunciar que su objetivo de «alrededor de 700» entregas en 2022 estaba ahora fuera de su alcance.

Glencore, que cotiza en Londres, ha recortado sus objetivos de producción para 2023 en todas las materias primas que extrae, incumple las estimaciones del consenso y envia sus acciones a la baja en la bolsa de Australia, donde también cotiza, un 3,5%.

Con el ojo puesto en China…

La sesión ha comenzado con los peores datos de importaciones y exportaciones de China en dos años y medio, desde mediados de 2020, en plena pandemia. Las exportaciones cayeron un 8,7% respecto al año anterior, empeorando el descenso del 0,3% de octubre y comportándose mucho peor de lo esperado. Las importaciones cayeron un 10,6%, por debajo del retroceso del 0,7% del mes previo. 

En cuanto a su política de Covid cero, China ha informado hoy miércoles de que permitirá a los pacientes de COVID con síntomas leves aislarse en casa, como parte de una serie de nuevas medidas que marcan un cambio importante en una dura política sobre el COVID que ha sacudido su economía y provocado históricas protestas ciudadanas.

Los mercados bursátiles asiáticos caían este miércoles. La Bolsa de Valores de Tokio cerraba a la baja debido a la caída de las acciones tecnológicas en Wall Street, aunque las ganancias en las acciones automotrices limitaron las pérdidas. El Nikkei perdió un 0,72% a 27.686,40 puntos y el Topix más amplio cayó un 0,07% a 1.948,85 puntos. El índice de Hong Kong lideró las pérdidas (-2,68%) en los mercados de Asia-Pacífico. En China continental, el Shenzhen Component subió ligeramente, mientras que el Shanghai Composite bajó un 0,4%.

Los precios del petróleo han estado bajando debido al descenso de las expectativas de demanda y ahora se sitúan más de un 40% por debajo del máximo de casi 140 dólares por barril alcanzado poco después de la invasión rusa de Ucrania. A esta hora, los futuros del Brent suben un 0,18% en los 78,49 dólares y los del West Texas avanzan un 0,09% hasta los 74,32 dólares el barril.

El tope de 60 dólares por barril, fijado por los países del G7, la Unión Europea y Australia, entró en vigor el lunes, en un intento de limitar la capacidad de Rusia para financiar su guerra en Ucrania. En respuesta, el Kremlin y el Gobierno ruso están considerando prohibir las ventas de petróleo a todos los países que apoyaron la restricción, informó el diario ruso Vedomosti, citando a dos fuentes no identificadas cercanas al Gobierno.

A falta de una semana para la reunión del BCE, el interés del bund alemán se enfría al entorno del 1,75%, del mismo modo que la rentabilidad del bono español a diez años se sitúa cerca del 2,75%, consolidando la referencia de los 100 puntos básicos en la prima de riesgo.

En el par EUR/USD, el euro cotiza plano frente al dólar en los 1,0462 billetes verdes.

El Bitcoin sufre para alejarse en mayor medida de sus mínimos de dos años. La criptomoneda vuelve a alejarse de los 17.000 puntos y hoy cotiza con caídas del 1,38% en los 16.772,7 dólares.

En la agenda macroeconómica de hoy destaca la publicación en la Eurozona de los datos de empleo y la lectura final del PIB del 3T2022. Ya por la tarde y en EEUU, se darán a conocer las lecturas finales del 3T2022 de la productividad y de los costes laborales unitarios; además, se seguirán datos de hipotecas de la MBA y de inventarios de crudo de la AIE.

Estrategias de Inversión