El fuerte y vi­sible em­puje de los mer­cados nor­te­ame­ri­canos permitía ce­rrar la semana pasada con paso firme en Europa, asen­tando las ga­nan­cias en este mes de oc­tu­bre. De hecho, el Eurostoxx 600 marcaba su mejor semana desde marzo.

Sin embargo, la temida inflación o la crisis energética son, por contra asuntos que permanecen en el tintero y podrían hacer tambalear nuevamente las bolsas. Las respectivas reuniones del Banco Central Europeo, la próxima semana, y de la Reserva Federal de Estados Unidos, a primeros de noviembre, moverán las fichas.

Este lunes las bolsas europeas retroceden en la apertura, descontando parte de los ganado la semana pasada, debido a las caídas de los mercados asiáticos esta madrugada, por los datos negativos de crecimiento del PIB de China y de actividad en el país. El DAX de Fráncfort cae un 0,38% hasta los 15.527,95, el FTSE de Londres abre con descensos del 0,19% en los 7.220,30, el Ibex 35 retrocede un 0,37% en los 8.963 puntos, el CAC 40 de París pierde un 0,48% y se sitúa en los 6.695,32 y la bolsa italiana pierde un 0,53% en los 26.348,00. Por su parte, el Euro Stoxx 50 se deja un 0,49% hasta los 4.162,35.

Y es que, la elevada inflación de precios, superior a la anticipada previamente, y menos “temporal o transitoria” de lo que se esperaba, como se reflejó el miércoles en EEUU; la crisis energética, de Europa y Asia, que podría afectar también a EEUU; los cuellos de botella que están impactando negativamente sobre la cadena de suministros de múltiples sectores; la crisis inmobiliaria china, que amenaza con trasladarse a otros sectores de actividad; y la falta de mano de obra cualificada, necesaria para que las compañías puedan elevar su producción, y poder atender así toda la demanda embalsada acumulada en la pandemia, son los focos de incertidumbre de los mercados de renta variable occidentales.   

No obstante, la atención de los inversores también se centrará en otros aspectos. Así, tras el comienzo “oficioso” de la temporada de resultados empresariales trimestrales en EEUU, con los presentados por las principales entidades bancarias estadounidenses, y que mayoritariamente batieron sus expectativas de resultados, esta semana también presentan los suyos en EEUU compañías de gran relevancia dentro de sus sectores de actividad, como Bank of New York Mellon (BK-US), Jonhnson & Johnson (JNJ-US), Procter & Gamble (PG-US), Halliburton (HAL-US), Philip Morris (PM-US), Netflix (NFLX-US), Abbott (ABT-US), Tesla (TSLA-US), United Airlines (UAL-US), American Airlines (AAL-US), Intel (INTC-US) o American Express (AXP-US). Algunas de esas compañías se han visto afectadas por los cuellos de botella mencionados, por lo que será interesante escuchar lo que sus gestores opinan acerca del impacto en sus resultados, sobre todo a futuro.  

Mientras, en Europa también contarán los inversores con los resultados empresariales de compañías relevantes dentro de sus sectores de actividad, como Roche (ROG-CH), Nestlé (NESN-CH), ASML (ASML-NL), L’Oreal (OR-FR), Hermes (RMS-FR), Unilever (ULVR-NL), Kering (KER-FR), Volvo (VOLV-SE) y Ericsson (ERIC-SE). En España, comienza este miércoles la temporada, con la presentación de resultados trimestrales de CIE Automotive (CIE), mientras que el jueves será Bankinter (BKT) el que presente los suyos.   

Tras el principio de acuerdo preliminar para iniciar conversaciones formales para gobernar alcanzado en Alemania entre el ganador de las elecciones, el partido Socialdemócrata (SPD), los Verdes y el partido Democrático Libre (FPD), y a pesar de que se tardará en refrendar el acuerdo varias semanas, se cierra otro foco de inestabilidad, lo que debería de ser positivo para los índices de renta variable. 

El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, envió el domingo una nueva señal de que el banco central británico se está preparando para subir los tipos de interés por primera vez desde el inicio de la crisis del coronavirus, a medida que aumentan los riesgos inflacionarios.

En otras bolsas, los mercados de valores de la China continental y de Hong Kong caían después de que datos oficiales mostraran que la economía china creció más lentamente de lo esperado en el tercer trimestre, lo que pesaba sobre las acciones de Asia, aunque las pérdidas se veían limitadas por las esperanzas de apoyos monetarios. La escasez energética, los cuellos de botella en los suministros y los brotes esporádicos de COVID-19, han aumentado la presión sobre los responsables de política monetaria en un contexto de creciente nerviosismo sobre el sector inmobiliario en China.

En este sentido, se acaba de publicar el PIB de China, que creció un 4,9% en el tercer trimestre, por debajo del 7,9% previo y del 5% esperado. 

La economía china «va bien», pero se enfrenta a retos como el riesgo de impago de ciertas empresas debido a la «mala gestión», dijo el domingo el gobernador del Banco Popular de China.

Petróleo y bitcoin

Los precios del petróleo siguen subiendo, sin señales de que la OPEP+ se muestre dispuesta a abrir los surtidores, ni de que el Gobierno de EE.UU. anuncie la liberación de reservas de petróleo.

Y es que, sin señales de que la crisis energética de China vaya a aliviarse pronto, y con el resto del norte de Asia y Europa compitiendo por los escasos suministros energéticos, especialmente el gas, el entorno de precios del petróleo sigue siendo constructivo. Incluso una liberación de la reserva de petróleo de EE.UU. o de China es probable que sólo proporcione un alivio temporal. La rápida reapertura del sector de la aviación, con una serie de anuncios de reapertura por parte de la ASEAN la semana pasada, será otro punto de presión sobre los precios.

En estos momentos, los futuros del crudo Brent suben  un 0,75% hasta los 85,48 dólares el barril, mientras que el West Texas sumar un 1,04% en los 82,58 dólares.

Las principales criptomonedas registran subidas este lunes. La más usada, Bitcoin, supera incluso los 62.000 dólares, y se sitúa en los 62.297 dólares marcando avances del 2,67%. Una de las principales razones de esta subidas es que está previsto que el primer ETF de bitcoin (ProShares Bitcoin Strategy) comience a cotizar mañana en la bolsa de Nueva York, siempre y cuando el supervisor (la SEC) no se oponga antes de medianoche. Este fondo de inversión cotizado se basará en futuros de bitcoin que se negocian en la bolsa mercantil de Chicago (CME).

En el par EUR/USD el euro se deprecia ligeramente un 0,19% hasta los 1,1576 billetes verdes.

Calendario semanal

Hoy lunes, la atención se focalizará en los datos de las dos principales economías mundiales. En China ya se han publicado las cifras de PIB, y también se conocerán las ventas al por menor y producción industrial, mientras que desde la otra orilla del Atlántico llegarán la producción industrial, la capacidad de utilización y el índice de confianza constructora NAHB.

Para el martes se espera la balanza comercial en España, así como los permisos de construcción y la construcción de viviendas nuevas que suelen tener un fuerte peso en el mercado de Estados Unidos.

En la sesión del miércoles destacan los indicadores de la balanza comercial en Japón, el IPC en el Reino Unido y la zona euro; y el libro beige y el índice hipotecario MBA en Estados Unidos

En la agenda financiera internacional del jueves las principales citas se darán en Estados Unidos con la confianza consumidora, el índice Fed de Filadelfia, el índice de indicadores y las ventas de viviendas de segunda mano. Este último será uno de los indicadores más seguidos del día junto a las habituales peticiones de subsidio por desempleo.

La semana bursátil se cerrará el viernes con los indicadores de actividad PMI en medio mundo. Pero, además, los inversores deberán estar muy atentos a la confianza del consumidor y las ventas minoristas en el Reino Unido, de nuevo en “guerra” con la Unión Europea por el Brexit,