Las Big Tech anticipan la recesión y aceleran los despidos tras un año para olvidar en Bolsa

Meta, Lyft, Twitter, Apple y Amazon son algunas de las empresas que están o bien congelando la contratación o bien directamente despidiendo trabajadores en preparación para el nuevo escenario macroeconómico. Los economistas esperan que la Reserva Federal acabe desencadenando una recesión con la subida de los tipos de interés, lo que llevará a los consumidores a reducir el gasto.

De momento, el mercado laboral está aguantando bastante bien el embate de las subidas de tipos, con una tasa de paro del 3,5%. No obstante, las previsiones apuntan a una subida hasta el 4,4% a finales del próximo año; aunque pudiera parecer una subida modesta, de cumplirse la predicción se traduciría en que un millón de estadounidenses perderían su empleo de aquí a finales de 2023.

Y las primeras en anticipar este escenario están siendo las tecnológicas. Meta (Facebook) está planeando comenzar los despidos a gran escala esta semana, según una información adelantada por The Wall Street Journal, que aseguraba que los recortes afectarán “a muchos miles de empleados”. El anuncio podría llegar tan pronto como este mismo miércoles.

En caso de que se confirmen, supondría el primer recorte generalizado de puestos de trabajo en los 18 años de historia de la matriz de Facebook. A finales de septiembre, Meta contaba con más de 87.000 empleados. 

El consejero delegado, Mark Zuckerberg, ya avisó durante la presentación de resultados del tercer trimestre de la compañía, el 26 de octubre, que la empresa “centrará nuestras inversiones en un pequeño número de áreas de crecimiento de alta prioridad”. “Así que eso significa que algunos equipos crecerán significativamente, pero la mayoría de los otros equipos se mantendrán planos o se reducirán durante el próximo año”, dijo. “En conjunto, esperamos terminar 2023 siendo más o menos del mismo tamaño, o incluso una organización ligeramente más pequeña de lo que somos hoy”.

Las acciones de Meta han sufrido un durísimo castigo este año en Bolsa, con una caída acumulada que supera la friolera del 70%.

Lyft anunció la semana pasada que despedirá a cerca del 13% de su plantilla, es decir, a casi 700 empleados, en medio del temor a una recesión que se avecina. En un memorando a los empleados, los cofundadores de la compañía de la app de transporte, Logan Green y John Zimmer, dijeron que los despidos afectarán a todas las partes de la empresa, citando preocupaciones más amplias sobre la inflación y las perspectivas económicas. 

“Nos enfrentamos a una probable recesión en algún momento del próximo año y los costes de los seguros de los viajes compartidos están subiendo”, escribieron. “Hemos trabajado duro para reducir los costes este verano: ralentizamos, y luego congelamos la contratación; recortamos el gasto; y pausamos las iniciativas menos críticas. Aun así, Lyft tiene que adelgazar, lo que requiere que nos desprendamos de increíbles miembros del equipo”. Las acciones de Lyft se han hundo un 68% en lo que va de año.

Uno de los casos que más ríos de tinta está haciendo correr es el de Twitter, que anunció despidos masivos la semana pasada tras el desembarco de Elon Musk, que ha comprado la empresa de redes sociales por 44.000 millones de dólares. El magnate despidió a unos 3.700 trabajadores, aproximadamente la mitad de la empresa, como forma de recortar costes.

“Con respecto a la reducción de personal de Twitter, desafortunadamente no hay opción cuando la compañía está perdiendo más de $4M/día”, señaló Musk a través de su cuenta personal de Twitter. La compañía dejó de cotizar en la Bolsa de Nueva York esta misma semana.

Mientras, Amazon anunció la semana pasada que está haciendo una “pausa” en la contratación. “Prevemos mantener esta pausa durante los próximos meses, y seguiremos observando lo que vemos en la economía y el negocio para ajustarnos según creamos que tiene sentido”, dijo Beth Galetti, vicepresidenta sénior de experiencia personal y tecnología de Amazon, en una nota a los empleados. La ejecutiva citó el “inusual entorno macroeconómico”, señalando que Amazon quiere “equilibrar nuestras contrataciones e inversiones con la consideración de la economía”.

Las acciones de Amazon han caído más de un 45% en Bolsa este año.

Apple tampoco ha metido todavía la tijera para recortar su plantilla, pero sí ha congelado la contratación en muchos departamentos. Bloomberg News informó de que la compañía tomó la medida el mes pasado, antes de un informe de resultados trimestrales en el que advirtió que las ventas podrían flaquear antes de la temporada de vacaciones. 

Aunque a la empresa le ha ido mejor que a algunas de sus homólogas tecnológicas este año, sigue observando una ralentización de las ventas de iPhones y ordenadores a medida que los consumidores ralentizan su gasto. Los confinamientos generalizados por Covid-19 en China también han ralentizado la producción del nuevo iPhone 14s. Sus acciones han caído un 24% este año.

Suscríbete a Estrategias de Inversión y disfruta del área Premium.

Estrategias de Inversión