A nivel macroeconómico, Oddo BHF se muestra más optimista que el consenso de los analistas con la caída del Productor Interior Bruto (PIB) a nivel mundial que alcanza el -4,5%, mientras que en la gestora espera que alcance el -3,25% con todavía muchas incertidumbres e incógnitas de cara a 2021. Un año en el que se espera la vacuna del Covid-19, pero también que se coticen las decisiones que vaya tomando la nueva Administración estadounidense salida de las urnas en noviembre. En este sentido, desde la gestora creen que las elecciones son claves, y sobre todo hay que ver que ocurre en el Senado.

Oddo BHF cree que este 2020 las compañías han empezado a reabrir, con sensaciones más positivas de las esperadas aunque con grandes diferencias entre los sectores productivos. La gestora con sede en París cree que el momento actual a nivel sanitario es positivo si se tienen en cuenta los datos de contagios, hospitalizados y muertos que se dieron en primavera, aunque todavía ven baja movilidad de ciudadanos entre los países. La situación que deja la pandemia es una economía más intervenida por el Estado, más endeudada y con un dólar débil. 

Laurent Denize, director de inversiones global de Oddo BHF AM, ha destacado en una presentación ante analistas y prensa especializada las decisiones acometidas por los bancos centrales para apoyar el crecimiento y dar estabilidad a los mercados. Denize explica que las últimas medidas hacen prever que estamos ante un período prolongado de tipos de interés al 0%, al tiempo que las estrategias de inflación se pueden ir revisando como ya lo ha hecho la Reserva Federal con el objetivo de apoyar el crecimiento. “Los bajos tipos ayudan a las economías pero también los excesos en los mercados”, ha apuntado Denize.

Apúntate a los Webinarios gratuitos de Análisis Bursátil

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realizará una serie de webinarios los inversores, tanto desde el punto de vista de oportunidades en el corto plazo a inversiones a largo plazo. Descubre los que hemos preparado.

Para el director de inversiones de Oddo BHF, a pesar de las caídas que se han visto en los mercados este año, los activos de riesgo siguen cotizando a precios caros en relación a los beneficios esperados. “Los tipos bajos compensan en las compañías de crecimiento los resultados débiles, mientras que las compañías ligadas al ciclo siguen sin rebotar en bolsa”, ha subrayado. 

Con todo, desde la gestora sobreponderan renta variable porque el riesgo es todavía atractivo, especialmente en Europa. Desde Oddo BHF ven con muy buenos ojos el plan de estímulos puesto en marcha por la Unión Europea y que está dotado de 750.000 millones de euros, la preparación de las compañías del Viejo Continente en materia de criterios ambientales sociales y de gobernanza (ASG) y la entrada de flujos de inversores estadounidenses en un momento de debilidad del dólar. 

Por sectores siguen viendo valor en las compañías tecnológicas y del sector salud en Europa, con apuestas como la alemana SAP, la holandesa ASML, la sueca Ericsson y los laboratorios Merck y Roche. En general, los gestores de la firma están invertidos en compañías de crecimiento, con especial atención a las empresas de pequeña capitalización y que cuenten con criterios ASG potentes. 

En renta fija, la apuesta de Oddo BHF pasa por los bonos de alto rendimiento -’high yield’- europeo de duraciones cortas para evitar el riesgo de duración gracias a la abundante liquidez que hay en el mercado, las bajas tasas de impago y la relativa facilidad para la refinanciación de las deudas, al tiempo que se mantienen prudentes en cuanto a la inversión en oro y confían en la fortaleza del euro frente al dólar estadounidense.