La tasa de paro sube hasta el 11,84% pero se crean 209.100 empleos en el tercer trimestre

En el último trimestre, el paro en España ha experimentado un aumento significativo, sumando un total de 92.700 personas desempleadas. Este incremento representa un 3,3% más que el trimestre anterior y es el mayor repunte en valores absolutos desde el tercer trimestre de 2020, en plena pandemia.

Con este incremento, el número de desempleados en España asciende a 2.855.200 personas, y la tasa de paro aumenta dos décimas, situándose en el 11,84%. Estos datos proceden de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Aunque el paro ha aumentado, se han creado 209.100 puestos de trabajo en España durante el tercer trimestre, lo que representa un crecimiento del 1%. Este incremento es casi tres veces más que en el mismo periodo de 2022 y ha llevado el número de ocupados a un nuevo máximo histórico de 21.265.900 personas.

Además, el número de activos también ha alcanzado un nuevo récord a cierre del tercer trimestre, con un total de 24.121.000 personas. Esto supone un aumento de 301.900 personas en los meses de verano, lo que equivale a un crecimiento del 1,3%. La tasa de actividad también ha experimentado un incremento de cuatro décimas, ubicándose en el 59,41%.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, el paro ha disminuido en 125.000 personas, lo que representa una caída del 4,2%. Además, durante este tiempo se han creado 720.100 empleos, un crecimiento del 3,5%. Por otro lado, el volumen de activos ha aumentado en 595.100 personas, un incremento del 2,5%.

El Ministerio de Asuntos Económicos ha valorado estos datos y señala que el mercado laboral español continúa mostrando una «buena evolución» a pesar del contexto internacional «complejo». Destacan la fortaleza y el dinamismo de la economía española, lo cual ha permitido alcanzar un nuevo máximo histórico en ocupación y población activa.

El comunicado del Ministerio destaca algunos aspectos positivos, incluyendo la reducción de la temporalidad laboral, el descenso del paro juvenil a su menor tasa desde 2008 y el aumento en el número de contratos indefinidos en el último año.

En cuanto a la distribución del empleo, la creación de puestos de trabajo se ha concentrado principalmente en el sector privado, con 192.200 nuevos empleos, un incremento del 1,1%. El sector público también ha contribuido con 17.000 nuevos empleos, un aumento del 0,5% en comparación con el trimestre anterior.

En resumen, el paro en España ha experimentado un aumento en el tercer trimestre, con 92.700 personas desempleadas más. A pesar de esto, se ha creado empleo y se ha alcanzado un nuevo máximo histórico en ocupación y población activa. El Ministerio destaca la evolución positiva del mercado laboral y la confianza de los ciudadanos en encontrar empleo.

Estrategias de Inversión