El tweet deElon Musk, CEO de Tesla, sobre la OPA de Twitter por un valor de 44.000 millones de dólares será analizado por la SEC. La entidad regulatoria pide respuestas  a Musk sobre por qué no notificó a los inversores antes de decir que el acuerdo “no puede avanzar”, según Hannah Murphy en Financial Times.

Según los documentos regulatorios, los funcionarios de fusiones y adquisiciones de la SEC enviaron a los abogados de Musk una carta sobre un tweet del 17 de mayo en el que decía que su adquisición de la empresa de redes sociales «no puede avanzar», citando preocupaciones sobre la cantidad de spam y cuentas falsas en la plataforma.

La SEC preguntó por qué el director ejecutivo multimillonario de Tesla no había notificado formalmente a los inversionistas sobre el«cambio material aparente»en su oferta a través de una presentación regulatoria que enumera su participación accionaria en Twitter, a lo que sus abogados respondieron el 7 de junio que no creían que fuera necesario.

«A pesar del deseo del señor Musk de obtener información para evaluar el posible spam y las cuentas falsas, no hubo cambios sustanciales en los planes y propuestas del señor Musk con respecto a la transacción propuesta en ese momento», dijo Mike Ringler, socio de Skadden Arps, Slate, Meagher & Flom, según un documento hecho público el jueves.

La noticia llega días después de que Musk anunciara que estaba tratando de retirarse del trato. Twitter luego demandó al empresario en un intento por obligarlo a completar la transacción.

Como parte de su demanda presentada en el tribunal de cancillería de Delaware, la plataforma de redes sociales argumentó que Musk incumplió repetidamente el acuerdo de fusión, incluso al violar la cláusula de no menosprecio a través de varios tuits que publicó burlándose de la empresa y su liderazgo.

Musk había adjuntado su carta de terminación como parte de una presentación regulatoria enmendada el viernes pasado al anunciar sus intenciones de retirarse del acuerdo.

Por separado, Musk se enfrentó al escrutinio de la SEC por su compra inicial de una participación del 9.2% en Twitter, antes de aceptar comprar la plataforma. A principios de abril, los reguladores le dijeron a Musk que «no parece» que revelara la adquisición de acciones de Twitter dentro del período de 10 días requerido por las leyes de valores y le pidieron más información.

Musk, un prolífico usuario de Twitter con 101 millones de seguidores, tuvo un enfrentamiento previo con la SEC por sus comunicaciones en la plataforma después de que escribió que tenía «fondos asegurados» para privatizar Tesla en 2018, pero luego fue acusado de fraude de valores para engañar al mercado. Posteriormente llegó a un acuerdo con el regulador y accedió a que un abogado aprobara los tweets sobre Tesla.

Twitter cerraba la sesión del jueves en rojo en los 36.30 dólares y la ubicación de las medias móviles, la de 70 periodos por debajo de la de 200 periodos, nos daría una señal bajista. Mientras los indicadores de Ei se muestran en su mayoría bajistas. Podríamos destacar a los 32.50 dólares como soporte.

Estrategias de Inversión