Ayer la Fed anunció el inicio del temido tapering, pero también que, por el momento, no considera que sea necesario subir las tasas de interés oficiales, un hecho que sirvió para aliviar a los inversores de renta variable, impulsando a los principales índices a nuevos máximos en la bolsa de Wall Street. En concreto, el Dow Jones subía un 0,29%, el S&P 500 un 0,65% y el Nasdaq Composite un 1,04%; asimismo, la jornada estuvo marcada por un ISM de servicios que se disparó a máximos históricos y un dato ADP de empleo privado mejor de lo estimado.

Este jueves, la bolsa de Wall Street podría seguir acumulando máximos. En estos momentos, los futuros del DOW JONES suben un 0,29% hasta los 36.157,58, los del S&P 500 avanzan un 0,65% en los 4.660,57 y los del NASDAQ repuntan un 1,04% hasta los 15.811,60.

Política y macro

La Reserva Federal de EEUU empezará a recortar sus compras mensuales de bonos en noviembre con planes de terminarlas en 2022, pero mantuvo su opinión de que la alta inflación será «transitoria» y probablemente no requerirá de una rápida subida de las tasas de interés. La Fed volvió a apostar por la recuperación plena del empleo en EEUU, argumentando que las presiones sobre los precios se suavizarán y allanarán el camino para un mayor empleo y crecimiento económico en los próximos meses.

En cuanto al tapering, la Fed reducirá las compras del Tesoro en 10.000 M$ y las compras de valores respaldados por hipotecas en 5.000 M$ desde el 1 de noviembre y 1 de diciembre. A partir de mediados de diciembre, la Fed aconseja a la Oficina de Mercados de la Fed de Nueva York que ajuste las compras de bonos del Tesoro en el mercado abierto a 60.000 M$ por mes de bonos del Tesoro y 30.000 M$ mensuales de MBS (Mortgage Backed Securities).

Declaraciones de Jerome Powell: “El COVID-19 ha atrofiado la recuperación. El crecimiento del PIB real se ha desacelerado notablemente. Con la disminución de la pandemia y las ayudas fiscales, el crecimiento económico debería generar impulso este trimestre. Anticipamos un sólido crecimiento económico este año. La tasa de crecimiento del empleo se ha desacelerado. La tasa de participación sigue siendo moderada. La tasa de desempleo subestima el déficit de empleo. Estos problemas relacionados con el trabajo deben aliviarse. Los desequilibrios de oferta y demanda han resultado en aumentos significativos de precios. Los cuellos de botella están afectando la forma en que la oferta puede responder a la demanda. La inflación está sustancialmente por encima del objetivo del 2% de la Fed. Nuestras herramientas no pueden aliviar las restricciones de suministro. Creemos que nuestra economía se ajustará a los desequilibrios de la oferta y la demanda, y que la inflación caerá. Creemos que la inflación caerá más cerca del objetivo del 2% de la Fed a medida que la economía se ajuste. Si vemos señales de que la inflación está aumentando persistentemente por encima de los niveles deseados, haremos ajustes. El tapering se completará a mediados del próximo año. La decisión del taperingno tiene un impacto directo en las tasas de interés. Es hora de comenzar el tapering. Ahora no es el momento de subir los tipos. Nuestro pronóstico es que la inflación caerá en 2 o 3 puntos porcentuales en el próximo trimestre. El momento de la flexibilización de la inflación es muy desconocido, aunque se espera que sea en el segundo o tercer trimestre del próximo año. Podríamos alcanzar el máximo empleo a mediados del próximo año. Los salarios han aumentado rápidamente, pero no vemos ningún aumento problemático en los salarios. Nuestra preocupación sería si los salarios aumentaran más rápido que la inflación y las mejoras en la productividad. No sorprenderíamos a los mercados si tuviéramos que modificar el ritmo de reducción. Cualquier cambio se comunicaría abiertamente. No queremos subir los tipos de interés en este momento porque queremos darle al mercado laboral más tiempo para recuperarse. Utilizaremos nuestras herramientas para asegurarnos de que la inflación no se convierta en una característica permanente».

Los futuros de los fondos federales indican una posibilidad del 90% de un aumento de tipos de interés para julio de 2022 después de la declaración de anoche de la Fed.

El Tesoro de EE.UU. anunció que comenzará a reducir las subastas de bonos a 10 y 30 años en 2.000 M$ cada uno y las de bonos de 20 años en 4.000 M$.

Cambio del empleo no agrícola ADP de EE.UU. (Oct): 571 k vs 400 k esperado y 523 k previo.

Los demócratas de EE.UU. buscan extender el impuesto mínimo a las grandes fortunas a cambio de mejorar las deducciones fiscales a nivel estatal y local, según avanzó ayer The Washington Post.

Caen las solicitudes de hipotecas en EE.UU. y se relajan los tipos. Tipos de interés hipotecario a 30 años del MBA: 3,24% vs 3,30% previo. Índice de solicitudes de hipoteca del MBA (Semanal): -3,3% vs 0,3% previo.*Pedidos de fábrica (Mensual) (Sep) en EE.UU.: 0,2% vs 0,1% esperado y vs 1,0% previo.

Pedidos de bienes duraderos, excluyendo defensa (Mensual) (Sep): -1,9% vs -2,0% anterior.

PMI servicios: 58,7 vs 58,2 anterior y vs 58,2 esperado. PMI compuesto: 57,6 vs 57,3 anterior. PMI no manufacturero (Oct): 66,7 vs 62,0 esperado y vs 61,9 previo.

Índice ISM de actividad del sector no manufacturero (Oct): 69,8 vs 59,5 y vs 62,3 previo. Índice ISM de empleo en el sector no manufacturero (oct): 51,6 vs 53,0 previo. Índice ISM de nuevos pedidos en el sector no manufacturero (Oct): 69,7 vs 63,5 anterior

Otros mercados

La “euforia” con la que Wall Street recibió el resultado de la reunión del FOMC ayer por la tarde se traslada a las bolsas europeas, que han abierto esta mañana al alza y siguen en verde en la media sesión. En estos momentos, el DAX alemán sube un 0,55, el FTSE 100 de Londres avanza un 0,09% hasta los 7.272,60, el CAC 40 francés suma un 0,44% y el Ibex 35 repunta un 0,40%. Mientras, la media europea, el Euro Stoxx 50 sube un 0,52%.

En China, la venta masiva de bonos inmobiliarios chinos en dólares se intensificado este jueves ante la aparición de ‘grietas’ cada vez mayores en el mercado inmobiliario del país. Las firmas están intentando vender activos e inventarios para cumplir con sus obligaciones financieras, el problema es que esta estrategia se puede convertir en un círculo vicioso: ventas de activos que presionan sus precios aún más a la baja y que a la vez obligan a vender aún más activos e inventarios (viviendas) para hacer frente a los pagos de cupones y el principal de los bonos. 

Si los precios del petróleo ampliaban ayer sus caídas después de que Irán y las potencias mundiales acordaran reanudar las conversaciones nucleares este mes, lo que podría conducir a la eliminación de las sanciones estadounidenses sobre el petróleo iraní, aumentando el suministro mundial (en concreto Irán dice que las conversaciones nucleares con las potencias mundiales se reanudarán el 29 de noviembre) y después de que se confirmara un nuevo incremento semanal de los inventarios de crudo estadounidenses, hoy la OPEP+ mueve ficha en su Comité Técnico de seguimiento del pacto. 

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no se deja intimidar por las presiones internacionales para que incremente la oferta de crudo. El cartel, junto con sus socios (OPEP+), ha asegurado que seguirá con su hoja de ruta que tiene previsto incrementar la producción en 400.000 barriles por mes. «Por ahora, todavía esperamos que los miembros de la OPEP+ sigan a favor de mantener ajustados los mercados del petróleo, aprovechando los precios elevados para mejorar las cuentas fiscales», asegura Edward Bell, director senior de materias primas en Emirates NBD, con sede en Dubai. La OPEP ha confirmado esta teoría a la agencia Reuters hace escasas horas.

El petróleo aplaude la decisión de la OPEP+ con subidas. En estos momentos, los futuros del petróleo Brent cotizan con subidas del 1,87% en los 83,52 dólares por barril, mientras que los del West Texas suman un 1,79% en los 82,31 dólares.

En el mercado de las criptomonedas, el Bitcoin cede un 1,93% en los 61.906,9 dólares.

Agenda del día

En EEUU, hoy estaremos pendientes de los datos de paro semanal y de la Balanza comercial de septiembre.