– Esta semana que comenzamos debemos fijarnos en varios datos de interés como el IPC de EEUU que podría quedarse como está en el 0,3% intermensual, también las minutas de la Reserva Federal, los grandes bancos de EEUU presentarán sus resultados trimestrales y el informe mensual de la OPEP en un momento en el que el Brent se dirige hacia los 90 dólares…

Es una semana con muchos datos, muchos eventos importantes para el mercado. Mencionabas la inflación en EEUU que se ha disparado por encima del 5% anual, un tema que preocupa al mercado y que no veíamos desde la anterior crisis de 2007-2008 cuando se disparó también el precio del petróleo. Se esperaba que la inflación se elevase de forma transitoria durante unos meses por la reapertura económica y el gasto de los consumidores, pero la inflación ya está siendo persistente. El dato de inflación de septiembre va a ser interesante a ver si se normaliza a nivel mensual, aunque creemos que a nivel anual va a continuar al alza. En cuanto a las minutas de la Reserva Federal sobre la última reunión de septiembre se espera que dé más detalles sobre la retirada de estímulos monetarios que se espera se haga en noviembre hasta mediados de 2022 y unos meses más adelante se empiece con la subida de tipos, que nosotros esperamos a mediados de 2023. 

– Quizá el dato macroeconómico más importante de la semana pasada fue el del desempleo, con la tasa de paro cayendo del 5,2% al 4,8%. ¿Esta es una buena señal de recuperación económica para EEUU?

Es un dato bueno, siempre que la tasa de desempleo descienda es una buena señal. Lo que pasa es que la creación de empleo se situó por debajo de las estimaciones, con una creación de empleo por debajo de los 200.000 puestos de trabajo y el mercado esperaba 500.000. El mercado laboral está yendo más lento de lo que se espera, en agosto también sorprendió a la baja por una creación de 300.000 empleos que se explica por la variante Delta del Covid-19. El sector de los servicios ligados a la hostelería ha generado menos empleos de los esperados, lo mismo que la educación. Creo que la recuperación del mercado laboral va a ser más gradual de lo que creíamos según avance la vacunación y el control de la variante Delta.

– La creación de empleo hizo que los índices de Wall Street cotizarán a la baja este viernes, en una semana en la que las tecnológicas han corregido a la baja pero sobre todo destacó Facebook tras la caída de algunas de sus aplicaciones como Instagram, WhatsApp, la propia red social Facebook…

Facebook lleva cinco años en el ojo del huracán desde la elección de Donald Trump en 2016 al no haber sido capaz de controlar las noticias falsas -’fake news-. Ahora una exempleada de Facebook ha filtrado información al Wall Street Journal y a los congresistas y senadores que apunta que la mayor parte de la información que hay en las redes sociales es negativa, sobre todo para los niños, y la compañía puede controlarlo más pero por razones monetarias no lo ha hecho. El lunes, además, se produjo una caída global de sus plataformas y todo este cúmulo de noticias se ha reflejado en una caída del 4% en Wall Street, mientras otras tecnológicas han podido recuperarse un poco. Facebook está en el ojo del huracán de los congresistas de EEUU.

– Precisamente en el Senado hubo acuerdo en el techo de deuda de EEUU hasta diciembre. Una solución que parece provisional, ¿que podría pasar después?

A ver esto del techo de deuda es una regla un poco arcaica que no encontramos en otros países. Primero se aprueba el presupuesto público en el que se recoge cuánto vas a gastar y luego te has de darte permiso a ti mismo para pagar tus deudas. Es algo contraintuitivo. Hubo acuerdo el jueves, pero como dices es un acuerdo temporal, suben el techo de la deuda por un montante fijo y esto le da permiso a la Tesorería para que siga emitiendo bonos hasta mediados de diciembre. En unos meses volveremos a hablar de este tema porque no se ha resuelto por completo.

– ¿Y qué pasa con ese paquete de iniciativas de Joe Biden de carácter medioambiental y social que parece que va a tener que ser menor de lo previsto?

Lo que pasa con los demócratas es que hay discusiones internas entre los progresistas y los moderados, que están más preocupados por el nivel de deuda. Recordemos que por la pandemia la economía estadounidense recibió muchos estímulos fiscales bajo la Administración de Donald Trump y ahora con Biden también se ha aprobado un paquete de estímulos bastante grande. Los moderados no quieren seguir aumentando el gasto público, mientras que los progresistas tratan de defender programas sociales que se pueden argumentar que son necesarios pero también son costosos. Creemos que se va llegar a un acuerdo intermedio de un nuevo paquete de gasto de entre 200.000-250.000 millones de dólares, que es la última oportunidad que tienen los demócratas para aprobar un paquete así, ya que el año que viene hay elecciones legislativas y podrían perder la mayoría de la Cámara de Representantes o el Senado.

– El viernes conocimos que 136 países firmaron un acuerdo para fijar un impuesto de sociedades mínimo del 15% para las multinacionales. ¿Qué supone esto?

Recordemos que este acuerdo llega tras años de carrera a la baja por reducir los impuestos a las compañías y atraer empresas a esos países. Creemos que esto va encaminado a la que las empresas tecnológicas paguen un impuesto justo en todos los países. Se espera que el G-20 también de respaldo a este gravamen.