– El año está siendo muy duro para los fondos de renta fija por la normalización monetaria, ¿qué comportamiento muestra el high yield este 2022?

El mercado de renta fija acumula un descenso del 12% desde que empezó el año. Es una importante caída en comparación a los últimos años y sí un 12% en el año creemos que es un significativo descenso.

– ¿Qué supone la subida de tipos de interés en la eurozona para los activos de renta fija high yield?

Estamos viendo un pequeño aumento de diferenciales que supone una oportunidad para el mercado high yield de la eurozona, teniendo en cuenta esa caída acumulada en el año del 12%-12,4% y ajustando a los tipos de interés. La ampliación del diferencial es de 250 puntos básicos cuando podría llegar a los 350 y los 600 puntos básicos.

– ¿Ante un escenario posible de recesión cómo se puede comportar el high yield? ¿Puede repuntar la tasa de impagos?

El mercado high yield se suele mover muy rápido como se ha visto históricamente. Los diferenciales bajos que vemos muestran que estamos en la primera fase de la recesión. Si vemos que la recesión en Europa empieza pronto o ya ha empezado, probablemente comience en el último trimestre de este año, lo predecible es que los diferenciales repunten en los próximos dos o tres meses. Históricamente cuando la economía ha entrado en recesión hemos visto picos en los diferenciales de 700 a 900 puntos. Podríamos ver que los diferenciales hacen tope en enero o febrero, en los próximos meses. Cuando hayamos hecho techo en los diferenciales se producirá un gran estrechamiento coincidiendo con un gran riesgo de impago, y cuando el riesgo de impago decaiga las rentabilidades también descenderán. Esto significa que es una oportunidad tremenda invertir en esta clase de activo en este momento. El high yield ya es atractivo porque la probabilidad de lograr retornos positivos en estos activos en los próximos doce meses es del 85% como se ha visto históricamente. El riesgo de corto plazo es que haya una caída adicional y los diferenciales no se lleguen a ampliar en 200 puntos básicos desde sus niveles actuales, sin embargo creemos que hay altas probabilidades de lograr rentabilidades positivas. Recomiendo a los inversores que vayan entrando poco a poco en este mercado porque se va a ganar mucho dinero en los próximos dos años.

– ¿Qué tipo de emisiones, compañías y sectores valoran más en este momento?

En el mercado hay emisores con un rating de BB, de B o CCC con un diferencial grande y un retorno interesante, pero siempre hay que seleccionar a los mejores emisores. Preguntas por compañías, pero nuestra selección se basa en un análisis de crédito con el objetivo de seleccionar compañías con flujos de caja positivos, un aspecto clave a la hora de seleccionar emisores. Nuestra base es ir caso por caso, no seleccionar sectores completos, por ejemplo los fabricantes de componentes del automóvil no me atraen, en compañías cíclicas se pueden aprovechar algunos emisores pero debes tener en cuenta la calidad de la cartera, que no estén demasiado endeudadas y que tengan flujos positivos de caja y unos buenos niveles de liquidez, esto es muy importante. La liquidez en una compañía es esencial para sobrevivir una recesión que empezará pronto, sino ha empezado ya.

– ¿Hay riesgo de duración? ¿Ponderan más las emisiones en euros?

La duración en el mercado high yield europeo es baja, de unos 3,6-3,4 años, el mercado de renta fija corporativa en general cuenta con una duración baja y la renta fija con grado de inversión cuenta con una duración media de 4,6 años que no son muchos años. El high yield es un buen sitio en el que estar en este contexto de subida de tipos en el que la duración es relativamente baja. 

También me preguntas por el high yield europeo y el estadounidense, pero nosotros tenemos muy claro que preferimos el high yield europeo que ofrece un mayor diferencial, menos duración y la calidad del mercado europeo es mejor que la del mercado estadounidense. No obstante, el mercado europeo está a 100 puntos básicos del mercado estadounidense por lo que tenemos muy claro que preferimos el high yield europeo.

Estrategias de Inversión