La OPEP prevé un crecimiento estable en la demanda mundial de petróleo en 2024La OPEP prevé un crecimiento estable en la demanda mundial de petróleo en 2024

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revelado en su boletín mensual petrolero que la demanda mundial de petróleo se mantendrá sin cambios hasta 2024, alcanzando los 2,2 millones de barriles diarios. Según la OPEP, se ha revisado al alza la demanda de Estados Unidos debido al dinamismo de su economía, lo que ha compensado la caída de las estimaciones para Europa.

En la región de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se espera que la demanda de petróleo aumente en 0,3 millones de barriles diarios para 2023. Mientras tanto, en los países no pertenecientes a la OCDE, se pronostica un crecimiento de aproximadamente 2 millones de barriles diarios. Para el año 2025, se anticipa un aumento «robusto» de 1,8 millones de barriles diarios en la demanda mundial de petróleo, sin cambios respecto a la evaluación anterior.

La OPEP también ha revisado ligeramente a la baja la previsión de crecimiento de la oferta de productos líquidos fuera de la organización, estimando un incremento de 1,2 millones de barriles diarios para 2024. Los principales actores en la oferta de líquidos son Estados Unidos, Canadá, Guyana, Brasil y Noruega. En 2025, se espera una producción de líquidos de 1,3 millones de barriles diarios, sin cambios respecto a la evaluación anterior. Los impulsores clave el próximo año serán Estados Unidos, Brasil, Canadá, Noruega, Kazajistán y Guyana.

Según las previsiones de la OPEP, se espera que la producción de GNL y líquidos no convencionales aumente en aproximadamente 64 mil barriles diarios en 2024, hasta alcanzar una media de 5,5 millones de barriles diarios. Para 2025, se pronostica un aumento adicional de aproximadamente 110 mil barriles diarios, alcanzando una media de 5,6 millones de barriles diarios. En enero, la producción de crudo de la OPEP-12 disminuyó en 350 mil barriles diarios, alcanzando una media de 26,34 millones de barriles diarios, según fuentes secundarias.

En enero, la cesta de referencia de la OPEP experimentó un aumento de 1,04 dólares (0,96 euros), un 1,3% más respecto al mes anterior, alcanzando una media de 80,04 dólares (74,16 euros) por barril. Desglosando por componentes, el precio del Brent aumentó en 1,83 dólares (1,70 euros), un 2,4% más, hasta alcanzar una media de 79,15 dólares (73,33 euros) por barril. Por su parte, el West Texas subió un 2,4%, lo que supuso un encarecimiento de 1,74 dólares (1,61 euros), hasta los 73,86 dólares (68,43 euros) por barril. El contrato DME de Omán aumentó 2,12 dólares (1,96 euros) o un 2,8%, situándose en 78,95 dólares (73,15 euros) por unidad.

El diferencial entre el Brent y el West Texas a un mes se amplió en 0,09 dólares (0,083 euros), llegando a 5,29 dólares (4,90 euros) por barril. La estructura de mercado de los precios de los futuros del petróleo se fortaleció y las curvas de todos los principales índices de referencia se retrayeron. La presión vendedora de los futuros del petróleo disminuyó y los inversores retomaron en parte sus posiciones alcistas sobre el barril Brent.

Angola confirma su salida de la OPEP

Angola, uno de los países miembros de la OPEP, ha anunciado su salida de la organización después de rechazar y anunciar que incumpliría deliberadamente la cuota de producción de crudo que se le había asignado. El ministro de Recursos Minerales y Petróleo de Angola, Diamantino Azevedo, declaró que «ha llegado el momento de que nuestro país se centre más en nuestros objetivos».

En la última reunión de la OPEP, a Angola se le autorizó extraer diariamente 1,11 millones de barriles a partir de enero de 2024. Sin embargo, el país africano ya había anunciado que bombearía 1,18 millones de barriles. El representante de Angola ante la OPEP, Estevão Pedro, afirmó que no se trataba de desobedecer a la organización y que habían presentado su posición para su consideración.

La decisión de Angola de abandonar la OPEP ya había sido puesta en duda previamente por el representante, quien señaló que dependía de «las más altas autoridades». Con esta salida, Angola se une a Qatar, Indonesia y Ecuador como países que han abandonado la organización.

Estrategias de Inversión