Santander Asset Management ha entrado de lleno en la estrategia por captar ahorro de los inversores más conservadores. La gestora del grupo cántabro acaba de lanzar una nueva gama de fondos de inversión, Santander Objetivo, integrada por diferentes productos a plazos muy cortos y con unas de las rentabilidades más atractivas del mercado. El primero de estos productos se comenzó a comercializar hace dos semanas: el Santander Objetivo 19, con una TAE del 1,85% y a un plazo de 19 meses.

La acogida por parte de los clientes ha sido espectacular. Solo en siete días, la entidad ha conseguido captar 1.400 millones de euros, una cantidad muy poco habitual, y que le ha llevado a cerrar el fondo a nuevas entradas. Se trata de un producto que está categorizado como de objetivo de rentabilidad, según Inverco, y está clasificado con la menor nota posible en la escala de riesgo (1 de 7). La comisión es del 0,55% por gestión y del 0,04% de depositaría.

 “Las recientes subidas de los tipos de interés han hecho que surjan oportunidades a más cortos plazos y hay clientes que prefieren posicionarse en estas alternativas. Ante la situación de inestabilidad de los mercados, y las nuevas oportunidades que nos ofrecen los actuales niveles y expectativas de tipos de interés, este tipo de alternativas son las soluciones de inversión que muchos de los clientes conservadores están buscando. Para nosotros no se trata de una campaña si no de una estrategia que será estable mientras que nuestros clientes nos los demanden”, señalan desde la propia gestora.

Tras el éxito de este producto, la entidad ha decidido ampliar esta gama con el lanzamiento de un nuevo fondo con un plazo de inversión aún más corto: el Santander Objetivo 13. Su plazo de vencimiento es a 13 meses y la TAE del 1,71%. Este nuevo fondo invierte el 90% en bonos públicos de España e Italia y el 8% en deuda de Banco Santander. Además, en los próximos días la entidad cántabra prevé completar su oferta con el Santander Objetivo 25, a un plazo de 25 meses y una TAE aún no definida.

Según el último estudio del Observatorio Inverco, publicado la pasada semana, el porcentaje de inversores conservadores en España asciende al 33%, si bien ha caído once puntos en los últimos diez años. La mitad de los inversores de fondos de inversión se definen como “moderados”, mientras que solo el 17% se considera “dinámico”, es decir, con mayor tolerancia a asumir riesgos.

Servicio de gestión de carteras

La apuesta del Santander por los fondos de deuda a corto plazo para aprovechar el entorno de tipos de interés se complementa con otras opciones para aquellos clientes que buscan invertir a un plazo más largo. “Para este tipo de inversor, el servicio de gestión de carteras sigue siendo la mejor alternativa”, afirman en la gestora. En este sentido, la entidad cuenta con Mi Cartera Santander, pensada para todos aquellos que busquen una gestión activa y flexible, así como acceso a una gran variedad de activos.

Este producto está compuesto por cinco perfiles de inversión (conservador, moderado, equilibrado, dinámico y agresivo), de universo global y con sesgo europeo, que ofrece en cada una de las carteras diferentes pesos en renta fija y en renta variable en función del perfil de riesgo y el objetivo de inversión de cada cliente.

Mi cartera Santander Conservadora está diseñada para un cliente con alta aversión al riesgo, con un máximo del 20% de exposición a renta variable; mientras que Mi cartera Santander Moderada va dirigida a un perfil de inversión moderado con sesgo hacia el crecimiento de capital (puede invertir en Bolsa un mínimo del 10% y un máximo del 40%). Por su parte, Mi Cartera Santander Equilibrada tiene un sesgo hacia el crecimiento del capital con mayor flexibilidad y puede tener hasta el 60% en acciones; Mi cartera Santander Dinámica se ajusta a un carácter de inversión dinámico con tolerancia a asumir riesgo (80% como máximo en renta variable) y Mi Cartera Santander Agresiva va dirigida a inversores con gran tolerancia al riesgo y sesgo a la construcción de capital en el largo plazo (mínimo del 40% y máximo del 100% de exposición a bolsa). 

El grupo también está impulsando los productos alternativos, dirigidos a inversores profesionales, o los productos de inversión sostenibles. Santander AM creó la unidad de inversiones alternativas hace tres años y en la actualidad cuenta ya con ocho fondos de este tipo. En fondos ISR, tiene 71 productos a nivel global y un patrimonio de más de 38.000 millones de euros.

La gestora del Banco Santander, integrada en la división de Wealth Management & Insurance de la entidad financiera, está presente en 10 países y en España gestiona más de 45.500 millones de euros en fondos de inversión. El pasado mes de octubre, según los datos preliminares de Inverco, Santander Asset Management fue la segunda gestora que más dinero consiguió atraer en España, con unas entradas netas de 812,5 millones de euros.

En total, los fondos de inversión registraron captaciones netas en octubre superiores a los 2.900 millones de euros, el mejor mes desde febrero de 2018 y prácticamente el doble que en septiembre, por lo que en el conjunto del año acumulan suscripciones netas de más de 11.800 millones de euros para el conjunto de 2022. Inverco añade que, tras dos meses de notables ajustes, los mercados financieros han dado una tregua y esto ha permitido que la industria recupere la cota de los 300.000 millones de euros en patrimonio gestionado.

Estrategias de Inversión