La macro y los resutlados empresariales dirigen a unos índices europeos que abren en rojo

Los índices europeos abren en rojo tras una sesión de subidas en Europa y EEUU.  Ayer fue el Ibex 35 el que lideró la subidas en Europa impulsado por la mejora de las cotizaciones de las compañías energéticas tras haber estado en el ojo del huracán por la nueva normativa emitida por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que recorta los ingresos de las grandes compañías eléctricas.

“Ni la crisis energética en Europa, ni los desabastecimientos de Reino Unido, la falta de chips, las revisiones de crecimiento macro a la baja, subida de inflación o crisis inmobiliaria en China, ni siquiera la inminente llegada del temido tapering… El momentum de mercado ha ido ganando fuerza hasta volver a tocar el cielo con la punta de los dedos”, reconocen los expertos de Divacons Alphavalue refiriéndose a los máximos alcanzados ayer por el S&P 500 en Wall Street.

En la sesión de hoy, la agenda macro está enfocada a los precios en un momento en que la inflación sigue en el punto de mira. Se publicarán los índices de precios al consumo de la Zona Euro  y en EEUU la FED publicará el Libro Beige que ofrecerá su visión sobre la economía estadounidense.  

La inflación británica se desaceleró inesperadamente el mes pasado. Los precios al consumidor subieron un 3,1% en términos anuales en septiembre, disminuyendo desde el 3,2% de agosto. Una encuesta de Reuters a economistas había apuntado a una inflación del 3,2% en septiembre. El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, alertaba de que la entidad bancaria «tendrá que tomar medidas» a fin de contener las actuales presiones inflacionarias, durante una reunión mantenida el pasado domingo.

El índice de precios de producción de Alemania subió un 2,3% en agosto, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra subiría un 1,0% en septiembre. En agosto el índice había mostrado un aumento del 1,5%. En términos interanuales, la cifra subió un 14,2%, frente al 12,7% esperado y el 12,0% anterior.

A nivel empresarial, Deutsche Boerse publicó ayer al cierre sus resultados con unas ventas netas de 837,9 millones de euros, un 18% más, EBITDA de 499,5 millones y beneficio neto de 312,9 millones de euros, que suponen un +33% respecto al publicado un año antes. La compañía mantiene estimaciones para el conjunto del ejercicio.

Nestle ha publicado unas ventas de 63.290 millones de francos suizos,  crecimiento orgánico de las ventas del +7,6% y eleva sus objetivos de ventas anuales.

Roche  ha dado a conocer unas ventas de 15.970 millones de francos, buenas cifras en el segmento de diagnósticos gracias a las demanda de Test Covid. Las ventas hasta septiembre alcanzaron los 46.680 millones de francos suizos.

ASML publicó unas ventas netas de 5.240 millones de euros, un margen bruto que subió al 51,7%, beneficio neto de 1.740 millones y propone un dividendo intermedio de 1,80 euros por acción.

Compañías que han publicado junto con  Sartorius y KWS que lo harán a lo largo de la sesión.

Cierre mixto en Asia y alcista en Wall Street

Las bolsas asiáticas han cerrado con signo mixto. El Nikkei avanza un 0,19%, hasta los 29.270 puntos, el Hang Seng de Hong Kong sube un 1,13% sobre los 26.084 puntos mientras que el índice compuesto de Shanghai registra caídas del 0,12% al cierre y el Kospi de Seúl cae un 0,41%.

Un tono mixto que llegó tras un cierre al alza en Wall Street donde el Dow Jones finalizó la sesión con una subida del 0,50%, hasta los 35.457 puntos. El S&P 500 se anotó un 0,7%, sobre los 4.519 puntos – tocando nuevos máximos históricos –  y el Nasdaq 100 avanzó un 0,72% hasta los 15.410 puntos.  Hasta ahora, FactSet indicó que de las compañías que han presentado resultados del S&P 500, el 82% ha batido las expectativas de beneficios por acción del consenso, por lo que se estima que el crecimiento de los beneficios del total de compañías integrantes del índice rondará el 30%.

A estas horas, los futuros del petróleo WTI ceden un 0,8%, hasta los 81,73 dólares. El barril de Brent cede un -0,8%, hasta los 84,37 dólares.

El Bitcoin sube un 2,68% y cotiza en los 63.828 dólares, muy cerca de sus máximos históricos cerca de los 64.200 dólares.