La inflación mayorista da un nuevo susto a Wall Street antes de la reunión de la Fed

El DOW JONES baja un 0,32% hasta los 33.672 puntos, mientras que el S&P 500 cae un 0,41%, en 3.947 puntos. El NASDAQ 100 cede un 0,68%, hasta los 11.006 puntos.

Ayer, los principales índices de Wall Street lograron cerrar con  avances, si bien todos ellos van camino de registrar pérdidas en la semana. El S&P 500 cae un 2,6% en la semana, mientras que el Nasdaq pierde más de un 3%. El Dow cede un 1,8%.

Todas las miradas de los inversores estaban puestas hoy en la publicación del índice de precios a la producción (IPP) de noviembre, que ha ofrecido nuevas dudas sobre el éxito de la Fed en su batalla contra la inflación.

El IPP para demanda final subió un 0,3% en noviembre, según las cifras publicadas por el Departamento del Trabajo, por encima del 0,2% que había augurado el mercado. Además, el IPP de octubre se revisó al alza, desde un 0,2% a un 0,3%. En tasa interanual la inflación mayorista subió un 7,4%, después de que el dato de octubre se revisara al alza, desde un 8,0% a un 8,1%. Los analistas habían previsto que el índice interanual se situara en un 7,2% en noviembre. El IPP subyacente -que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos subió un 0,4% en términos intermensuales y un 6,2% interanual.

Estas cifras sirven de anticipo de la cifras del IPC de noviembre que se publicará el próximo martes. Solo un día después, la Reserva Federal finalizará su reunión de política monetaria y anunciará sus decisiones de tipos de interés. Se espera que la Fed anuncie una subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos. Aunque se trata de una subida menor que las cuatro anteriores, los inversores están cada vez más preocupados por si el banco central puede evitar una recesión el año que viene en su intento de aplastar la inflación.

“[El mercado bursátil] ha dependido mucho de la inflación este año y es probable que siga dependiendo de ella”, avisa Courtney García, asesora principal de patrimonio de Payne Capital Management, en declaraciones a la CNBC. Y Karsten Junius, economista jefe del Bank J. Safra Sarasin , hace un llamamiento a no hacerse demasiados ilusiones en una nota a sus clientes: “Los bancos centrales preferirán ir sobre seguro en lo que respecta a la inflación futura, después de haber subestimado las presiones inflacionistas el año pasado”.

Entre los protagonistas del día en el ámbito empresarial, las acciones de la empresa de ropa deportiva Lululemon Athl se desploman en la apertura después de que ayer avisase de espera un cuarto trimestre más flojo de lo anticipado por los analistas de Wall Street. En el tercer trimestre, Lululemon superó las expectativas, con un beneficio de 2,00 dólares por acción y unos ingresos de 1.860 millones de dólares. Los analistas esperaban un beneficio por acción de 1,97 dólares y unos ingresos de 1.810 millones de dólares.

Las acciones de Costco también caen después de que la empresa minorista informara de unos ingresos que no alcanzaron las expectativas de Wall Street. La empresa registró unos ingresos de 54.440 millones de dólares, mientras que los analistas preveían unos ingresos de 54.640 millones de dólares durante el trimestre.

Mucho mejor acogida han tenido las cuentas de DocuSign, que se dispara más de un 15% tras superar las expectativas del mercado. La empresa registró un beneficio ajustado de 57 centavos por acción con unos ingresos de 645 millones de dólares, frente a las expectativas de Wall Street de un beneficio ajustado de 42 centavos y unos ingresos de 627 millones de dólares.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, las acciones de Netflix suben más de un 2% después de que Wells Fargo haya elevado la recomendación del gigante del streaming a ‘sobreponderar’ desde neutral, señalando que el nuevo negocio de vídeo publicitario de la compañía podría conducir a un fuerte 2023.

“Después de un período de agitación en torno a la desaceleración de los suscriptores y del crecimiento de los ingresos, Netflix está utilizando todas las flechas de la aljaba”, dijo Wells Fargo. “Nuestra inmersión profunda en Netflix ve que el contenido mejora el churn [tasa de cancelación], mientras que el AVOD y el intercambio pagado mejoran las estimaciones”.

Los inversores también deben estar hoy atentos a la cotización de Microsoft y Activision Blizzard. La Comisión Federal de Comercio de EEUU ha presentado una demanda formal para bloquear la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft, operación valorada en 69.000 millones de dólares (65.756 millones de euros).

El regulador considera que esta compra puede dañar la competencia, ya que el fabricante de Xbox obtendría el control de franquicias de videojuegos como ‘Call of Duty’ o ‘World of Warcraft’ y la compañía tiene un historial de adquirir y usar contenido de juegos valioso para suprimir la competencia de videoconsolas rivales.

Tesla suspenderá el montaje del Modelo Y en su planta de Shanghái entre el 25 de diciembre y el 1 de enero, según un memorándum interno recogido por Reuters y que detalla el último plan de producción del fabricante de automóviles. La suspensión del montaje a finales de mes sería parte de un recorte en la producción prevista de alrededor del 30% en el mes para el Modelo Y, el más vendido de Tesla.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo se mantienen más o menos estables este viernes, si bien tanto el Brent como el WTI se encaminan hacia una pérdida semanal ante la preocupación por las débiles perspectivas económicas en China, Europa y EEUU, que pesan sobre la demanda de crudo.

Los Futuros del petróleo Brent cotizan a 77,17 dólares el barril, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate se paga a 72,69 dólares el barril. Los contratos se encaminan a pérdidas semanales de alrededor del 10% cada uno, sus peores caídas semanales en términos porcentuales desde agosto y abril, respectivamente.

La estructura del mercado para los contratos de Brent ha cambiado a contango, lo que significa que los contratos para entrega a corto plazo son más baratos que para entrega en seis meses, lo que indica que los operadores ven una demanda más débil.

En la renta fija, la rentabilidad del bono estadounidense de deuda a diez años baja un punto básico hasta el 3,4815%, mientras que en el bono a dos años el rendimiento se reduce en tres puntos, hasta el 4,2838%.

El cruce entre el dólar y el euro se mantiene hoy estable, con un descenso de un 0,03% para el euro hasta situar el tipo de cambio en 1,0556 dólares por cada moneda comunitaria.

Estrategias de Inversión