La inflación de la eurozona sigue desbocada y escala un récord del 10,7% en octubre

En octubre se ha observado una subida generalizada de los precios en la eurozona, con una aceleración del alza de los precios de la energía, que crecieron un 41,9% en el décimo mes del año, frente al 40,7% interanual de septiembre.

Asimismo, los alimentos frescos se han encarecido en octubre un 15,4%, lo que supone una aceleración respecto del 12,7% del mes anterior. Los servicios registraron una inflación del 4,4%, una décima más, y los bienes industriales no energéticos han subido un 6% anual, medio punto porcentual más que en septiembre.

Al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en octubre en el 6,9%, frente al 6,4% del mes anterior, mientras que al dejar fuera también el efecto de los precios de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente ha alcanzado un récord del 5%, dos décimas más que en septiembre.

Entre los diecinueve países de la zona euro, once han registrado subidas de precios anuales de al menos el 10%. Las mayores tasas de inflación se han observado en Estonia (22,4%), Lituania (22%) y Letonia (21,8%), mientras que las menos intensas han correspondido a Francia (7,1%), España (7,3%) y Malta (7,5%).

De este modo, el diferencial de precios favorable a España respecto de la eurozona se ha ampliado en octubre a 3,4 puntos porcentuales desde los 0,9 puntos del mes anterior.

La semana pasada, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) subió los tipos de interés en 75 puntos básicos en julio, hasta el 2%, encadenando así tres alzas consecutivas del precio del dinero y advirtiendo de que seguirá elevando la tasa en próximas reuniones, aunque el ritmo e intensidad de las subidas será decidido «reunión a reunión» en función de los datos.

Estrategias de Inversión