La Financière de l’Echiquier (LFDE) adopta una estrategia climática ambiciosa y ajusta su gestión climática. Esta estrategia climática se expresa en nueve compromisos con el fin de alentar a clientes y empresas más allá de las recomendaciones del Task Force on Climate- related Financial Disclosures (TCFD).

Para responder a la emergencia climática, LFDE, pionera en inversión responsable en Francia, adopta una estrategia climática pragmática y transparente, asociada a un proceso anual de evaluación y revisión. Diseñada en colaboración con Care Consult, esta estrategia ambiciosa incluye la formación del consejo de administración de LFDE sobre cuestiones relacionadas con las finanzas y el clima, así como de todos los equipos, para incluir las cuestiones climáticas en todas las actividades y todo el proceso de toma de decisiones de la compañía.

El alcance de la estrategia climática es idéntico al de su enfoque de integración medioambiental, social y de gobierno corporativo (ASG).

Para controlar mejor su exposición a los riesgos climáticos, LFDE pretende medir los riesgos físicos y de transición de los fondos de ISR de aquí a finales de 2021, y de todos los demás fondos para finales de 2022. La adopción de la medición de la huella de carbono en todas las carteras se ampliará al ámbito de aplicación 3 y la medición del componente «verde» estará armonizada con la taxonomía europea. Estas medidas entrarán en vigor antes de finales de 2021.

La estrategia climática de LFDE se basa en la puntuación de “Madurez climática”, determinada mediante una metodología propia, sobre el gobierno corporativo y los compromisos climáticos, así como la transición justa. Una iniciativa para determinar la calidad climática de los emisores y seleccionar aquellos cuya transición avanza en la buena dirección y con los que LFDE podría comprometerse.

Para alentar a las empresas, LFDE consolida su iniciativa de compromiso reforzando las prioridades climáticas de su política de voto, integrando sistemáticamente las cuestiones climáticas en el diálogo con las empresas e intensificando sus exigencias en los sectores con mayores emisiones, en el marco de una estricta política de carbono.

Para alentar a sus clientes en la transición de la gestión de su ahorro, LFDE desarrolla iniciativas pedagógicas, incluido el apoyo específico en la consideración de las cuestiones climáticas.

El compromiso con empresas y clientes contará también con un seminario anual dedicado al clima, una iniciativa única entre los operadores del mercado financiero francés en la que se darán cita expertos climáticos con el objetivo de alentar el intercambio de buenas prácticas.

Acciones con más potencial según el consenso de mercado

Acciones del Ibex 35 con más potencial según el consenso de mercado. 5 de ellas con más de un 20% de potencial.

La política de carbono de LFDE
En el marco de su estrategia climática, LFDE se compromete asimismo a excluir totalmente el carbón térmico de sus inversiones de aquí a 2030, aplicando restricciones estrictas y graduales, en relación con los cambios de la Global Coal Exit List de la ONG alemana Urgewald.

Desde enero de 2021, la política de carbono de LFDE se plasma en la aplicación de una política de exclusión reforzada, que hasta ahora se refería a la exclusión de las empresas dedicadas a la minería de carbón térmico con un umbral del 5% de su facturación.

Desde el 1 de enero de 2021, LFDE ya no invierte en empresas:
– que desarrollan nuevos proyectos que conllevan el uso de carbón térmico;
– que obtienen más del 5% de su facturación a partir de la extracción de carbón térmico (exclusión vigente desde 2018) o más del 20%, en actividades relacionadas con el carbón térmico.
– Además, se excluyen las empresas cuya producción de electricidad a partir de carbón térmico supera el 20% de su mix energético o los 10 millones de toneladas/año, o cuyas centrales tengan una potencia superior a 5 GW.

Esta política de carbono viene acompañada de un enfoque de interacción accionarial reforzada.

Bettina Ducat, Directora General de La Financière de l’Echiquier, declara:

«La Financière de l’Echiquier es un actor comprometido en la inversión responsable desde hace 30 años. Nuestro objetivo actual es convertirnos en un actor de referencia en el ámbito de las finanzas y el clima. La gestión de activos va a desempeñar un papel importante en la lucha contra el calentamiento climático y la asignación de capitales hacia las empresas más comprometidas. LFDE pretende ser un motor y fuerza de innovación para contribuir a superar el desafío climático».

Olivier de Berranger, Director General Delegado responsable de la Gestión de activos, añade:

«En un momento en que la emergencia climática exige a las empresas adaptar sus modelos de negocio, nuestra atención se centra cada vez más en la gestión climática de nuestras posiciones, al igual que nuestro compromiso con las empresas. Nuestra exigencia se ve reflejada en la que nuestra gestora se aplica a sí misma».