¿Cuál ha sido la relación entre Izertis y la Administración Pública en los últimos años?

El crecimiento de la Administración Pública de Izertis va de la mano del propio crecimiento de la compañía. En otros sectores quizá hemos sido mucho más potentes, con proyectos más ambiciosos y más fuertes, pero en la Administración Pública fuimos creciendo poco a poco, de una forma tímida, con proyectos pequeños, no demasiado ambiciosos y, sobre todo, quizá por la propia complejidad del sector, ya que el sector público es complejo y tiene sus propias casuísticas, en el que no puedes avanzar tan rápido como te gustaría o como en otros sectores.

Arrancamos poco a poco y nos encontramos en el 2019 muy afianzados. Es en ese momento cuando Izertis, de pronto, apuesta fuerte por este sector y empieza a presentar ofertas. De hecho, empezamos, no solo a presentarlas, sino a ganar propuestas y licitaciones.

Llega el 2020 cuando hay una paralización total de la contratación pública, algo que inquieta, queríamos ver cómo seguiría ese proceso que habíamos comenzado en el 2019 y nos encontramos con que los resultados siguen siendo buenos, con lo cual, se estaba haciendo un muy buen trabajo.

Esto ya se ha consolidado de una manera total y absoluta con los resultados de 2021 en el que parte de la facturación del sector público en Izertis supone el 31% de la facturación total de la compañía.

¿En qué tipo de proyectos está especializada Izertis en esta línea? ¿En qué destacáis?

Es un sector muy competitivo. En proyectos de transformación digital todavía con más motivos porque hay una fuerte inversión por parte de los organismos públicos en esta tipología de proyectos, pero Izertis tiene un amplio portfolio de soluciones y servicios que nos permite acceder prácticamente a cualquier tipo de licitación o de propuesta incluso entre áreas y siendo multioperacionales.

Somos un referente a nivel internacional en temas como blockchain, pioneros y, resaltar también, la idea de la ciberseguridad. Nos convertimos ahora en un referente para la administración pública en temas de ciberseguridad.

¿Qué proyectos son los que más demandará el mercado de aquí a los próximos años?

Seguramente proyectos de transformación digital, de ciberseguridad… pero no se van a quedar atrás los proyectos tradicionales que conocemos hasta ahora como son los proyectos de desarrollos, servicios, asistencias técnicas… Es decir, esos proyectos que hasta ahora han estado ahí, irán creciendo y evolucionando de otra manera, pero seguirán ahí. Esto también es importante, no olvidarlos y darles el valor que merecen.

Contamos con el apoyo de grandes fabricantes y alianzas dentro de los principales fabricantes de hardware, de software y creo que todo eso ayuda a tener ese valor diferencial para poder conseguir ofertas de calidad respecto a la competencia.

¿Cuál es el objetivo de Izertis en el medio plazo? ¿Hacia dónde se dirige vuestro plan de ofertas y vuestra estrategia?

A medio plazo solamente hay una opción: crecer. Si en 2021 triplicamos nuestra presencia en el sector público, presentando no solo licitaciones, sino también ganándolas y haciéndonos hueco en comunidades autónomas, en entidades locales… Tenemos que seguir creciendo, con esa tendencia alcista y con las previsiones que tiene Izertis y los planes de futuro de la compañía.

De aquí al 2023 el sector público se tiene que convertir en algo de referencia, no nos vamos a quedar atrás, vamos a seguir presentando ofertas y, sobre todo, ofertas de calidad. No significa ir a por todo, sino que quizá seamos mucho más selectivos haciendo ofertas muy buenas con una muy buena relación calidad-precio y, sobre todo, cumpliendo las expectativas del cliente.

Estrategias de Inversión