¿Cuáles son las principales estrategias que CLERHP implementará para alcanzar el ambicioso objetivo de 281 millones de euros en ingresos para 2026?

Siempre nos hemos basado en la diversificación geográfica, lo que nos permitía generar economías de escala y demás, pero últimamente la decisión ha sido justo la contraria, hemos visto una oportunidad enorme en el mercado de República Dominicana, hemos decidido concentrar actividad en República Dominicana hasta el punto de que, a nivel de constructora tenemos una cartera inmensa, para que nos hagamos una idea, cada contrato de los que cerramos en el República Dominicana te hace la facturación de un año en un mercado como Paraguay, con lo cual, tiene sentido aprovechar esa ola que se está produciendo en el país.

A nivel de actividades, vamos a mantener la actividad de ingeniería y construcción, que siempre ha sido nuestro core y lo que nos ha diferenciado del resto de empresas y en la que hemos conseguido siempre unos márgenes muy superiores a los del sector y hemos ampliado a las actividades de promoción inmobiliaria, poniendo en la mesa otro know how que estaba en el equipo directivo, si bien no era el core de la compañía, pero nosotros como equipo directivo fundador y yo en particular, que soy arquitecto, hemos decidido desarrollar utilizando CLERHP.

Es un proyecto apasionante y vamos a conseguirlo. El plan de ventas que hay es ambicioso, pero ya se han conseguido casi 160 millones de dólares en venta. Estamos en 2024, hasta el 2026 estaríamos con un grado de avance muy importante respecto a ese plan que estamos diciendo.

El proyecto Larimar es clave en este plan. ¿Qué oportunidades consideráis que puede ofrecerle República Dominicana a CLERHP?

Dominicana ofrece una oportunidad tremenda para el inversor y para aquella persona que busque comprar una segunda residencia, incluso desde España, pero principalmente el mercado que tenemos para poder atacar es Estados Unidos y Canadá.

Un país estable, un país con un gobierno, acaba de salir el presidente a revalidar su legislatura, un país que recibe todos los años más de 11 millones de visitantes, de turistas, que ya no solo van a los hoteles, sino que también están comprando apartamentos residenciales y pasan largas estancias ahí, pensemos que el invierno en el norte de América es bastante duro y, para que lo tenga un español, sería parecido a algo lo que sucedió en Canarias o Baleares con todo el turismo y migración por parte de los europeos.

Por tanto, se juntan varios factores, estabilidad política, seguridad legal, seguridad jurídica y además un clima maravilloso, donde podemos desarrollar un sueño que es esta ciudad de más de 20.000 viviendas que se llama la Larimar.

¿Tienen planes para expandir su presencia en otros mercados y diversificar geográficamente sus operaciones o prefieren seguir apostando por República Dominicana por el momento?

Lo que tiene que ver con la diversificación geográfica es una decisión firme la que hemos tomado con República Dominicana. El proyecto es un proyecto a largo plazo, hablamos de un proyecto a 10 años en el que la empresa va a transitar desde la ingeniería, arquitectura, construcción… a ir convirtiéndose en una empresa de servicio, es decir, a medida que el proyecto se va materializando van surgiendo nuevas líneas de negocio relacionadas con los servicios.

En un plazo medio, no lo descarto porque no dejamos de ser quienes somos, somos gente con ambición y seguro que encontraremos oportunidades. En este momento creo que lo que toca es poner el foco en lo que estamos haciendo, es un proyecto lo suficientemente importante y ambicioso para que pongamos todo nuestro empeño en República Dominicana y en Larimar y seguir atendiendo a nuestros clientes también en la línea de construcción.

La promoción inmobiliaria tiene un margen inferior en comparación con la construcción. ¿Cómo mantendrá la rentabilidad en este nuevo enfoque?

No es tan importante el porcentaje de margen sobre el nivel de venta, que sería en lo que es inferior la promoción inmobiliaria, teniendo en cuenta que los volúmenes de negocio son absolutamente estratosféricos en comparación con el negocio anterior.

En cualquier caso, los márgenes de promoción inmobiliaria también son bastante importantes, teniendo en cuenta que partimos de la adquisición de un suelo en estado rústico, que se transforma en un proyecto urbano, ahí hay una gran plusvalía, se compra el suelo a un precio muy atractivo, nos permite una repercusión muy baja y luego nosotros controlamos toda la cadena de valor, desde el diseño arquitectónico, ingeniería, construcción… lo vamos controlando, luego nos permite también ir controlando esos márgenes. Todo lo que hemos estado haciendo estos años para terceros, lo vamos a aplicar ahora también para nosotros.

¿Qué medidas se están tomando para asegurar la financiación necesaria para el desarrollo de Larimar y otros proyectos?

Estamos teniendo un ritmo de ventas muy bueno y creciendo, es decir, cada mes es mejor que el anterior, pero además de todo esto decidimos lanzar un programa de bonos con 50 millones para un año de duración.

Estos bonos nos van a ayudar a financiar el desarrollo de esta ciudad, que como comentaba Juan, es un plan a 10 años con diferentes fases diferenciadas y ya estamos aproximadamente en el 50% de ventas de la primera fase de nuestra promoción, por tanto, las obras de comienzas serán inminentes. Estos bonos nos van a ayudar al crecimiento y a la construcción de toda esta ciudad y vamos a dar una TIR bastante interesante para los inversores institucionales que se acerquen a nuestra compañía y desde 100.000 euros podemos adquirir los bonos de CLERHP para la construcción de esta ciudad.

¿Cómo esperan que sea la respuesta a esa emisión de bonos? ¿Cómo valora CLERHP su evolución bursátil en BME Growth?

El programa de bonos va a ser muy exitoso porque hay una variable importantísima y es que el utilizar esta estrategia de financiación nos permite mantener todos los activos libres de carga durante el desarrollo del proyecto, lo que nos va a dar una flexibilidad tremenda no solo en el cumplimiento con los bonistas que se acerquen a nosotros con esas TIRES tan importantes y a doble dígito, sino que, en un momento determinado podemos conseguir financiación extra para desarrollar algún tipo de servicio u otras cosas que no están en el plan a 2026, pero evidentemente tenemos 2027, 2028, 2029… es un proyecto a largo plazo.

En cuanto al tema del valor, yo siempre lo digo, cada uno que haga sus cuentas, es decir, tenemos varios analistas que han dado su opinión sobre la compañía. El consenso ahora mismo está por encima de los 12 euros y sigo pensando que incluso los 12 euros lo hacen con prudencia, pero el proyecto hay que hacerlo. Entiendo que depende del horizonte temporal que miremos, podemos hablar de algo bastante ilusionante en cuanto al valor, pero en cualquier caso lo dicen los analistas, ahora mismo tenemos prácticamente la cotización de hoy un x3 según el consenso que tenemos entre varios de los researches han hecho.

Estrategias de Inversión