Según los datos publicados al mercado, CLERHP Estructuras alcanza una cifra de facturación de 14,07 millones de euros, más del doble de los cerca de 6 millones de 2021. Asimismo, el EBITDA ha alcanzado 4,2 millones, desde los -2,9 millones del pasado año. Por otro lado, el beneficio de la compañía se acerca al millón de euros en contra posición a las pérdidas de 5 millones del 2021.

«Durante 2021 hubo un trabajo comercial muy intenso que se fue materializando en la firma de muchos contratos, con la consecuente activación de todos los trabajos de ingeniería y la puesta en marcha de toda la maquinaria productiva que después de la pandemia tuvimos un Gap que nos frenó», explica Juan Andrés Romero, presidente de CLERHP, «el crecimiento es muy fuerte, la cartera ha llegado a multiplicar por seis la cartera que había prepandemia, con lo cual, estamos creciendo y lo que vemos en las cuentas es la materialización de ese crecimiento».

La buena evolución de la compañía durante 2022 se debe principalmente al incremento de la cifra de clientes por obra en curso, por el fuerte incremento de los proyectos en cartera y la activación parcial de los trabajos de ingeniería que, a su vez, se han visto reforzados por la ejecución de proyectos en República Dominicana, donde CLERHP tiene su mayor proyecto hasta la fecha con Larimar Resort.

Asimismo, CLERHP incrementa el resultado neto de la compañía en 6.069 miles lo que confirma la recuperación de la senda de crecimiento previo a la pandemia, alcanzando un margen neto del 6,87% sobre ventas.

Por otro lado, CLERHP asegura que se han completado las ampliaciones de capital realizadas durante el año incrementando los fondos propios en 2.455 miles de euros.

«Ahora mismo, a los precios a los que está la empresa, no queremos hacer ampliación de capital. Si bien es cierto, tenemos la conversión de los bonos y puede ser que, por esa vía, se produzca una ampliación de capital, pero estaba programada desde 2019, no es una ampliación de capital nueva», explica el presidente de CLERHP.

El total de balance ha crecido un 56% en el ejercicio confirmando el fuerte incremento de actividad de la empresa y la recuperación de la senda de crecimiento tras los efectos sufridos por la compañía con motivo de la pandemia.

Además, desde CLERHP han querido aclarar que, se han deteriorado saldos comerciales por 1.461 miles de euros, especialmente en Bolivia, debido a la situación del país, que tiene restricciones al envío de remesas de divisas que impiden el normal desarrollo de los contratos. Asimismo, el incremento de los gastos financieros se produce por la aplicación de los tipos de demora a la deuda vencida con las entidades financieras mientras dura el proceso de reestructuración de la misma.

Juan Andrés Romero explica cómo afecta el tipo de cambio al negocio de CLERHP y, por tanto, a la cuenta de resultados, «el grueso de nuestro coste, sobre todo, el coste directo de los proyectos, está en dólares, por tanto, en nuestro día a día no estamos sufriendo el tipo de cambio. Si bien es verdad, luego tenemos una afectación que nos viene principalmente por la deuda que tenemos, que se paga en euros, por tanto, sí que nos afecta en cuanto a presión de deuda, pero como es oscilante, no supone un gran problema».

También cabe resaltar que esta cifra no tiene en cuenta el desarrollo inmobiliario propio que supone el proyecto Larimar City&Resort en República Dominicana que costará 275 millones de euros. CLERHP espera concluir su primera fase en 2025, con la generación de un volumen de negocio de 300 millones de euros y más de 100 millones de EBITDA.

«La cartera está en unos niveles muy altos. Estamos siendo prudentes en cuanto al nivel de ejecución de esa cartera durante el 2023 por el ruido que está habiendo sobre las quiebras bancarias», explica Romero y confirma que desde CLERHP, siguen «alimentando» la cartera y seguirán creciendo.

Respecto a la situación actual del sector inmobiliario y la inversión en este en España, Juan Andrés Romero ha sido claro, «España es un mercado del que hace tiempo nosotros dejamos de operar. Hay una gran diferencia en el mercado inmobiliario español con lo que, por ejemplo, estoy viendo en República Dominicana. Es la facilidad en el costo de transmisión del inmueble o la facilidad en cuanto a cómo funciona el inquilinato», explica, «este mercado es muy atractivo […] e invito a los agentes como Merlin Properties (por sus declaraciones sobre el sector inmobiliario español) que están necesitando invertir y no se fían de hacerlo en España, a que inviertan con nosotros en Larimar. Tenemos modelos específicos de inversión para grandes tenedores o incluso para desarrolladores».

Estrategias de Inversión