Más dinero para la administración central y las autonomías, así como prestamos para una Seguridad Social en déficit abierto desde hace años. Y así nos encontramos con que el impacto del coronavirus está obligando a niveles de endeudamiento público ni tan siquiera vistos en lo peor de la pasada crisis económica.

El dinero público es además ahora más fácil de conseguir. Más barato ante los tipos cero e incluso en negativo que sirven además en las emisiones soberanas de refugio, a pesar de tener que pagar rentabilidades, que incluso pueden hacer hucha en manos del Estado. Pero es como si encendiéramos una máquina de hacer dinero: todo lo que se pide al mercado después hay que devolverlo, aunque sea con intereses nimios o incluso negativos. Es un capital que no se tiene y que cada vez eleva más nuestra ratio de endeudamiento sobre nuestro Producto Interior Bruto.

Y este año con seguridad, nuestra deuda soberana sobrepasará lo que produzcamos. Las previsiones oficiales que marca el gobierno son que alcancemos una ratio de deuda pública del 115,5% del PIB en este 2020. La Airef, por ejemplo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que se encarga de supervisar las cuentas públicas, establece dos escenarios: el A sin rebrotes coloca la ratio en el 117,6% de la riqueza en el mejor de los casos. En el B , con rebrotes, en el 123,2% del PIB.

Deuda según el Protocolo de Déficit Excesivo hasta junio en España

Fuente: Banco de España

Nuevo buscador de valores alcistas en bolsa

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión ha desarrollado unos potentes indicadores para invertir en las acciones más alcistas en bolsa.

Y ¿cómo va el computo real?. Según los últimos datos del Banco de España, hasta junio, con los últimos datos disponibles en la mano,  la deuda pública subió hasta los 1,29 billones de euros, tas sumar, en el último trimestre, 65.744 millones. Eso significa un repunte del 5% y ya está claramente por encima del 100% del PIB, algo que no ocurría en niveles trimestrales desde el primero de 2017. Lo que más se incrementa, la deuda de la Seguridad Social, nada menos que un 25% debido a la elevación de los niveles de paro. Datos todavía provisionales que cuando se confirmen colocarán al endeudamiento nacional español en el mayor desde el primer trimestre de 2013.

Uno de los primeros test de importancia sobre este asunto se resolverá el próximo 18 de septiembre. Es el día que, a cierre de mercado, dos de las principales agencias de rating, S&P y Moody’s, revisarán la calificación crediticia de nuestra deuda. Y veremos que pasa. De momento la última nos otorga un aprobado alto ( Baa1) con perspectiva estable pero el incremento exponencial de este indicador puede cambiar las cosas.

Además de las partidas destinadas a ayudas públicas para combatir la pandemia Moody’s también avisa: en el caso concreto de España de la presión de la deuda por la caída del turismo internacional aunque destaca que existe solidez crediticia consolidada tras la crisis del euro de 2012 para enfrentarse a sus efectos.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.