En septiembre, la deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE) experimentó una reducción del 2,9% con respecto al mes anterior, situándose en un total de 37.981 millones de euros, según los datos publicados por el Banco de España.

En comparación con septiembre de 2022, esta reducción representa un descenso del 86,9%, lo que significa que la deuda bancaria ha disminuido en 251.759 millones de euros en un año. Estos números sitúan la deuda de los bancos españoles con el BCE en niveles mínimos no vistos desde octubre de 2007, cuando alcanzó los 36.132 millones de euros.

Es importante mencionar que a finales de junio, la banca europea, incluyendo la española, tuvo que hacer frente a la devolución de parte de la liquidez que aún tenía del programa de subastas TLTRO-III del BCE, el cual ofrecía condiciones más favorables en términos de liquidez en 2020.

Esto ha contribuido en parte a la reducción de la deuda de la banca española con el BCE. En septiembre, la deuda total del sector bancario de la eurozona se situó en 592.666 millones de euros, lo que representa una disminución del 2,3% en comparación con agosto. Esta caída equivale a 14.160 millones de euros menos. Además, la deuda con el BCE ha alcanzado su nivel más bajo desde febrero de 2017, cuando se registraron 584.377 millones de euros.

Como resultado, la deuda de los bancos residentes en España con el BCE representa actualmente el 6,4% del total del Eurosistema, una cifra que se mantiene estable en comparación con agosto y que se sitúa por debajo del 13,6% registrado en septiembre de 2022.

Por otro lado, el volumen agregado de activos adquiridos en España en el marco de los distintos programas de compra de activos implementados por el BCE desde 2009 alcanzó los 617.039 millones de euros en septiembre. Esto representa un ligero aumento del 0,1% en comparación con agosto y una disminución del 1,8% en comparación con septiembre de 2022.

A nivel del Eurosistema, el importe agregado de las compras de activos se situó en 4,799 billones de euros en septiembre, lo que supone una disminución del 0,3% en comparación con agosto y del 3,1% en comparación con septiembre de 2022.

En cuanto a España, el volumen agregado de compras de activos representa actualmente el 12,9% del total correspondiente al balance consolidado del Eurosistema, una décima menos que en septiembre y ligeramente por encima del 12,6% registrado un año antes.

Finalmente, también se observa una disminución del 3,2% en el volumen de facilidades permanentes que la banca española tiene, situándose ahora en 226.918 millones de euros. Estas facilidades permiten a los bancos beneficiarse de la subida de tipos aplicada por el BCE a los depósitos.

Estrategias de Inversión