En el mes de abril, la deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo se situó en 2.100 millones de euros, alcanzando así su nivel más bajo desde que comenzó la serie histórica en 1999, según informó el Banco de España. Esta cifra supone una reducción de 16.673 millones de euros con respecto al mes anterior, y una disminución interanual de 94.119 millones de euros.

Desde finales de 2022, los bancos europeos, incluidos los españoles, han debido comenzar a devolver parte de la liquidez obtenida del BCE en 2020, especialmente a través del programa de subastas TLTRO-III. Esta medida ha contribuido significativamente a la disminución de la deuda, situando el total del sector de la eurozona en 153.049 millones de euros en abril, tras reducirse en 21.310 millones de euros respecto a marzo.

En cuanto al volumen total de activos adquiridos en España en el marco de los programas de compra implementados por el BCE desde 2009, este alcanzó los 598.466 millones de euros en abril, mostrando una pequeña reducción del 0,3% con respecto a marzo. A nivel del Eurosistema, las compras de activos se situaron en 4,57 billones de euros en el mismo mes, reflejando una disminución del 6,6% en comparación con el año anterior.

Por otro lado, el volumen de las facilidades permanentes de la banca española descendió un 8,7% en términos mensuales, situándose en 204.438 millones de euros, lo que permite a las entidades beneficiarse de la subida de tipos aplicada por el BCE a los depósitos.

Estrategias de Inversión