bce_vontobel

El principal objetivo del BCE sigue siendo mantener unas condiciones de financiación favorables en la eurozona.

Principales conclusiones del comunicado de política monetaria y de la rueda de prensa

  • En opinión de la presidenta Christine Lagarde, el PEPP debería detenerse finalmente a finales del primer trimestre del año 22, pero se abstuvo de enviar ningún mensaje sobre cómo (plazo, cantidad) se ajustarían más los actuales programas de compra de activos y se remitió a la próxima reunión de diciembre (día 16).
  • Dejó claro que el Consejo de Gobierno (CG) quiere «evitar llegar al «borde del precipicio» [sobre las TLTRO]» y que esto formará parte del debate en la reunión de diciembre.
  • Lagarde subrayó que considera que los niveles que descuenta el mercado en cuanto a futuras subidas de tipos están desconectados de las orientaciones del BCE (es decir, demasiado pronto, demasiado alto) y que «es probable que no se cumplan las condiciones para una subida de tipos en el plazo previsto por los mercados».
  • El forward guidance del Consejo de Gobierno sigue diciendo: «…, Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés básicos del BCE se mantengan en sus niveles actuales o inferiores hasta que vea que la inflación alcanza el 2% mucho antes del final de su horizonte de proyección y de forma duradera durante el resto del horizonte de las proyecciones…»
  • Lagarde y el CG se aferran a la opinión de que la escasez de suministros y el aumento de los precios de la energía, que empujaron la inflación al alza, seguirán siendo transitorios aunque se mantendrán durante más tiempo del previsto anteriormente
  • Lagarde mencionó un estudio inédito del BCE sobre empresas que parece confirmar la prolongación de la escasez de oferta hasta el primer trimestre del año 22 o incluso más en algunos sectores, pero que «se desvanecerá gradualmente a lo largo de 2022».
  • Para juzgar las posibles señales de una espiral de precios y salarios, Lagarde dijo que había que analizar detenidamente la evolución de los salarios en la eurozona, que podría estar «alimentada por estas carencias». Pero también mencionó a las muchas personas que siguen sin empleo o subempleadas o que permanecen en un régimen de trabajo de corta duración en la eurozona.
  • La nueva declaración introductoria de Lagarde dice ahora «… el retorno gradual de la economía a la plena capacidad apuntalará un aumento de los salarios a lo largo del tiempo», en lugar de «… por lo tanto, se espera que los salarios crezcan sólo moderadamente», como se dijo en la última reunión del 9 de septiembre. septiembre.
  • Por último, Lagarde dijo que «no estamos presenciando una estanflación, ya que no vemos un estancamiento, todavía tenemos una fuerte recuperación, y la escasez enfriará el crecimiento económico y lo canalizará para el próximo año» 

Sin cambio de expectativas en nuestro escenario de referencia:

  • Seguimos esperando que el BCE anuncie su calendario de reducción de su programa PEPP en la próxima reunión del BCE del 16 de diciembre.
  • Esperamos que el BCE anuncie entonces la desaparición del PEPP durante el primer semestre de 2022 (aunque la probabilidad de que se detenga ya a finales del primer trimestre ha aumentado) y que amortigüe los posibles efectos negativos incrementando el importe y la flexibilidad del programa tradicional de compra de activos (APP) o creando un nuevo programa para ello.
  • Prevemos que el BCE reducirá el total (programas tradicionales y PEPP) de las compras mensuales de activos, que actualmente se sitúan entre los 90-100 mil millones de euros, hacia unos 40-50 mil millones de euros en el verano de 2022.
  • Seguimos sin esperar una primera subida de tipos del BCE antes de 2023.