La inflación estadounidense sigue siendo más alta de lo previsto y la Fed ha variado el rumbo una vez más al apuntar que se mantendrán los tipos altos durante más tiempo. Los mercados de renta fija están afanándose de nuevo por incorporar los cambios en la dirección de la política monetaria. En un lapso de cuatro meses hemos pasado de la previsión de seis recortes de los tipos de interés en 2024 a solo uno.

Las indicaciones de la Fed sobre las perspectivas de inflación no han sido coherentes. Al principio, justificó su inacción aduciendo que la inflación era transitoria en 2021; después, se puso al día con un rápido endurecimiento monetario en 2022, para después dar pábulo a la idea de un aterrizaje suave y una desinflación gradual en 2023, hasta el discurso actual de tipos más altos durante más tiempo.

Esta política monetaria restrictiva de la Fed se enfrenta a un gran obstáculo: la política presupuestaria expansiva del gobierno. El déficit presupuestario se sitúa en el 6,3% del PIB, un nivel que estamos más habituados a ver en periodos de guerra o depresión profunda, no en momentos de fortaleza del empleo y crecimiento resistente. Sin embargo, hasta que no se ponga coto a este déficit presupuestario podríamos seguir teniendo una inflación persistente y las sorpresas al alza que he sugerido antes en estos comentarios. Sin embargo, es improbable que la prudencia vuelva al gasto público antes de las elecciones estadounidenses. 

A corto plazo, los bonos del Tesoro de EE.UU. siguen subiendo al calor de la inflación persistente, pero a medio plazo esperamos cierta moderación en la política presupuestaria, lo que podría ejercer presión sobre la economía estadounidense y dar apoyo a la duración. A muy largo plazo, la trayectoria actual de las cuentas públicas estadounidenses es insostenible.

Destacan desde Fidelity Internacional que, en su estrategias, parten de la premisa de que la Fed no recortará los tipos al menos hasta el cuarto trimestre y quizá no lo haga este año; después, actuará en función de los datos.

Seguimos sobreponderando la duración de EE.UU. y la zona euro y somos neutrales en duración británica. Pasamos a neutral en monedas emergentes por la divergencia continua en los ciclos de recortes de tipos entre los países emergentes y EE.UU.

En cuanto a las perspectivas, el crecimiento mundial sigue emitiendo señales de fortaleza y sorprendiendo positivamente. Los datos estadounidenses parecen sólidos por la fortaleza de la demanda y el crecimiento podría rondar el 3% en segundo trimestre, a pesar de los elevados tipos de interés en la mayoría de los mercados.

En la reunión de mayo del FOMC, el presidente Jerome Powell reconoció la persistencia de la inflación e indicó que el banco central todavía no está listo para recortar los tipos. El mercado de renta fija se mueve al dictado de la Fed e intenta amoldarse a su visión. El mercado está descontando actualmente alrededor de un recorte de tipos en 2024, lo que supone un cambio radical frente a los seis que se pronosticaban a comienzos de año.

Nuevo canal de WhatsApp para profesionales de la inversión.

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp Asset Managers, dirigido a profesionales de la inversión, banqueros privados, selectores y distribuidores de fondos, y profesionales del sector financiero.

Siguenos fácilmente desde tu móvil en nuestro nuevo canal de comunicación Apuntate Aquí.   

Estrategias de Inversión