La Agencia Internacional de la Energía (AIE) considera que el recorte a la producción que anunciaron la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, el grupo conocido como OPEP+, entraña el riesgo de llevar la economía global a una recesión por los mayores precios del crudo.

«El plan del bloque de la OPEP+ de recortar drásticamente el suministro de petróleo al mercado ha descarrilado la trayectoria de crecimiento de la oferta de crudo para el resto del año y el que viene», ha alertado la Agencia en su informe mensual, publicado este jueves. Este recorte previsto ha provocado un alza en los precios del petróleo en los mercados y una mayor volatilidad.

«Con presiones inflacionistas imparables y las subidas de tipos de interés pasando factura, unos mayores precios del petróleo podrían ser el punto de inflexión para una economía global ya al borde de la recesión», ha indicado el organismo.

La semana pasada, la OPEP+ decidió recortar su producción diaria en dos millones de barriles a partir del mes de noviembre. De esta manera, los países del grupo bombearán un total de 41,856 millones de barriles diarios, frente a los 43,856 millones de agosto, incluyendo un aporte de 25,416 millones por parte de la OPEP, frente a los 26,689 millones anteriores, mientras que los países ajenos a la organización producirán 16,440 millones.

«El recorte masivo del suministro de petróleo de la OPEP+ incrementa los riesgos de seguridad energética en todo el mundo. Incluso teniendo en cuenta menores expectativas de demanda, reducirá marcadamente un incremento necesario en los ‘stocks’ de petróleo para el resto de este año y la primera mitad de 2023», ha avisado la AIE.

Estrategias de Inversión