JP Morgan espera que el sector europeo de materiales de construcción continúe beneficiándose de la demanda acumulada en el tercer trimestre, en un contexto de precios bajos para la energía y retrasos en la puesta en marcha de proyectos de infraestructuras y construcción.

«Nos sentimos cómodos con el sector que se dirige al tercer trimestre dado el respaldo de las perspectivas a corto plazo», dice, prefiriendo los materiales de construcción a las infraestructuras.

JP Morgan prefiere cementeras frente a concesionarias

El banco de inversión estadounidense sigue viendo riesgos ascendentes para este 2020, ya que la forma de V que surgió al final del segundo trimestre continúa en la mayoría de las regiones en el tercer trimestre.

Nuevos boletines de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión lanza un nuevo boletín global de mercado, para los inversores que quieren conocer Indices mundiales, valores de EEUU, divisas y Materias Primas. Elije los boletines que te interesa recibir . Apertura y Cierre bolsa Española, Boletín Global de mercados, Análisis técnico para registrados, Formación o Boletín Premium. ¡Elije los que realmente te interesan!

JP Morgan es «tácticamente positivo» en todas las grandes cementeras de Europa: recomienda mantener la alemana HeidelbergCement y la italiana Buzzi Unicem, sobrepondera las francesas LafargeHolcim y Saint Gobain y la irlandesa CRH y mantiene la cautela en la irlandesa Kingspan, aunque la mantiene en mantener, y en la británica Travis Perkins con consejo de infraponderar.

El sector de infraestructura europeo todavía es propenso a recortes de estimaciones, con varias incertidumbres sin resolver debido a la pandemia del coronavirus. Dentro de las infraestructuras, los analistas de JP Morgan ven más vientos en contra en los aeropuertos que en las autopistas de peaje.

En el sector de infraestructuras, JP Morgan se queda con la francesa Vinci, la única compañía en el sector con consejo de compra, mientras que sobrepondera a la también francesa Eiffage, reitera su consejo de mantener Aena y Ferrovial e infraponderar a Fraport y Aéroports de Paris.