La reciente recomendación de Jefferies sobre Oryzon Genomics, estableciendo un precio objetivo de 3 euros con un potencial de crecimiento del 35%, ha sacudido el mercado. Sin embargo, esta recomendación viene en medio de un contexto complicado para la compañía, marcado por el resultado del ensayo de fase IIb PORTICO para el tratamiento del trastorno límite de la personalidad (TLP) con vafidemstat (vafi).

Los datos del ensayo PORTICO mostraron que vafidemstat no logró los criterios de valoración primarios para el TLP. Sin embargo, es crucial destacar que se observaron mejoras numéricas en múltiples criteriossecundarios de valoración. A pesar de no alcanzar la significancia estadística en los criterios principales, hubo una notable mejoría en la evaluación de la Gravedad de los Trastornos Límite (BEST) y en la reducción de la agitación/agresividad medida por STAXI-2, ofreciendo un rayo de esperanza en este complicado panorama.

La ausencia de un criterio de valoración regulatorio establecido para el TLP ha llevado a la incertidumbre en cuanto a la posible progresión del vafidemstat a la fase III. Jefferies sugiere que, a pesar de esta situación, la FDA podría respaldar la continuación del desarrollo clínico dado el vacío en tratamientos aprobados para el TLP. Sin embargo, esta incertidumbre regulatoria probablemente impactará las acciones a corto plazo, manteniendo a la empresa en un estado de espera hasta que se aclaren las directrices regulatorias o se establezca una asociación estratégica.

A comienzos de semana, el mercado acogía con optimismo los resultados presentados por Oryzon en cuanto a su ensayo de fase IIb PORTICO con subidas de más del 6% a primera hora del lunes, alcanzando los 2,38 euros por acción de máximos intradía. 

Aunque el fracaso en el ensayo PORTICO ha generado una presión a la baja en las acciones, Jefferies destaca el potencial de vafidemstat en otras indicaciones neuropsiquiátricas como la esquizofrenia y la agitación/agresión en la enfermedad de Alzheimer. Este enfoque en múltiples enfermedades podría amortiguar el impacto negativo del fracaso del ensayo de fase IIb.

El análisis de Jefferies también contempla el valor de iadademstat en desarrollo para la leucemia genéticamente definida y el cáncer de pulmón, estimando que podría proporcionar un suelo para el valor de las acciones de Oryzon Genomics. A pesar de la limitada actualización de datos sobre iadademstat, Jefferies considera que estos podrían respaldar un valor mínimo para las acciones, dado que vafidemstat es el activo más avanzado de la empresa.

En resumen, la recomendación de Jefferies a pesar de la perspectiva cautelosa, mantiene cierto optimismo sobre el potencial de Oryzon Genomics, subrayando la necesidad de esperar aclaraciones regulatorias y posibles asociaciones estratégicas para evaluar mejor el futuro de la empresa.

Estrategias de Inversión