El 2022 ha sido, por fin, el año de recuperación de la demanda del sector turístico y hotelero. Sin embargo, la situación inflacionista en la que nos encontramos inmersos está haciendo dudar de si el próximo año este aumento en la demanda seguirá creciendo o, si por el contrario, las familias volverán al ahorro.

Lo que sí está claro es que este verano, la media de precios de los hoteles en España ha aumentado un 20% y, según auguran los expertos, seguirán haciéndolo durante la próxima temporada 2023 debido, sobre todo, al aumento del turismo de reuniones y eventos y a los costes que sufrirá el sector hotelero. Se estima que las subidas en los precios alcancen el 7% en las principales ciudades del país.

Pero no solo veremos este incremento en España, según el último informe de American Express Business Travel junto con Global Business Consulting’s (GBC), París será el destino europeo con mayores subidas en las tarifas con hasta un 10%. Le siguen de cerca Estocolmo, con un 9% , Dublín con una subida del 8,5%, Amsterdam y Frankfurt con avances del 7,5% y Londres, que incrementará sus tarifas en un 6,2%. En el caso de España, Madrid encabezará las alzas con un 7,2%, seguido de Barcelona con un 6,6% de subida.

A nivel global y teniendo en cuenta la actual situación en las economías, los expertos aseguran que las mayores subidas se producirán en Buenos Aires, debido a la alta inflación que superará el 90% este año. En relación a estas cifras, estiman que el precio de los hoteles en la capital aumentará un 30%. En el caso de Nueva York, destino turístico por excelencia, los hoteles subirán sus precios en torno al 8,2%.

En el Pacífico, la ciudad con mayores alzas será Bangalore, con un 5,5%, seguida de Sydney con un 4,3% y Singapur, que eleva sus tarifas un 3%. En el Este Medio y África, encontramos a Dubai y Johannesburgo con un 7% cada uno.

Estrategias de Inversión