El sector sanitario en China es el segundo más grande del mundo. ¿Qué oportunidades podría presentar para los inversores?

La población de China supera actualmente los 1.400 millones de habitantes. Son muchas personas a las que hay que mantener sanas y en forma. Como era de esperar, el mercado sanitario chino es enorme y se expande con rapidez. El envejecimiento de la población (la esperanza de vida ha pasado de 69 años en 1990 a 77 en la actualidad), el crecimiento económico y la mejora del seguro médico básico impulsan la demanda. El Gobierno ha aumentado sustancialmente la inversión y ha introducido políticas de «prosperidad común» destinadas a reforzar el sistema sanitario. El gasto representa actualmente el 5% del PIB y se prevé que aumente en la próxima década. El objetivo declarado del Gobierno es abaratar la asistencia sanitaria y hacerla más accesible a todos.

Al mismo tiempo, la renta nacional bruta per cápita de China se ha multiplicado por más de diez desde 2000, hasta alcanzar los 11.880 dólares en 2021. Y esta nueva clase media acomodada está dando más importancia a la salud y el bienestar. Las generaciones más jóvenes, en particular, desean estilos de vida más saludables. Muchos están dispuestos a pagar medidas preventivas para protegerse y pueden hacerlo. Esto ha llevado a un crecimiento de la atención especializada, los dispositivos de alta tecnología y las terapias de gama alta.

Teniendo en cuenta todos estos factores, no es de extrañar que los inversores se fijen cada vez más en el sistema sanitario chino. Por nuestra parte, estamos encontrando oportunidades de inversión en todos los sectores y en toda la escala de capitalización bursátil.

¿Cómo se traduce esto en la práctica?

Para un médico, tener buenos modales marca la diferencia. En el pasado, sin embargo, muchos hospitales chinos adolecían de falta de inversión y escasez de personal formado. El servicio era deficiente. Afortunadamente, la situación está mejorando gracias a empresas como Aier Eye Hospitals.

Como mayor operador privado de atención oftalmológica de China, sabe que unos médicos de calidad son la clave del éxito. Por eso ofrece incentivos para atraer y retener personal de calidad. También ofrece cursos universitarios para formar a los profesionales sanitarios del mañana. Los servicios de Aier son asequibles y, por ello, reciben la aprobación tácita del gobierno, que los considera valiosos y necesarios. La empresa también está bien situada para beneficiarse de la creciente riqueza de China. El médico te verá ahora.

El mercado chino de productos sanitarios está dominado por empresas extranjeras. Sin embargo, hay indicios de que esto está cambiando. La guerra comercial entre Estados Unidos y China que comenzó en 2018 significó que muchas empresas sanitarias chinas tuvieron que mirar hacia adentro para desarrollar sus propios productos. Mientras tanto, la pandemia de Covid-19 y los confinamientos que generó subrayaron la necesidad de mejorar la autosuficiencia en numerosos sectores, incluida la atención sanitaria.

Por ejemplo, tenga en cuenta Mindray. Diseña y fabrica equipos y accesorios médicos para uso humano y veterinario. Tiene tres negocios principales: monitorización de pacientes y soporte vital, diagnóstico in vitro y sistemas de imagen médica. Es una de las muchas empresas chinas que apuestan por la localización, al tiempo que intentan ganar cuota de mercado en el extranjero. Los nuevos productos y su actual modelo de negocio de plataforma (diseño, distribución, I+D, venta cruzada) deberían contribuir a impulsar las perspectivas de crecimiento a largo plazo de la empresa.

La investigación clínica es la columna vertebral de la medicina. A través de ella, las empresas obtienen información vital sobre la eficacia de fármacos, terapias y dispositivos. También garantiza la seguridad de los productos. La investigación también es un gran negocio. Una de las empresas más destacadas es Tigermed, una de las principales organizaciones nacionales de investigación por contrato. Realiza principalmente ensayos clínicos de fase I-V para la industria biofarmacéutica y de dispositivos médicos. La empresa tiene un largo historial de prestación de servicios de calidad, con una amplia y experimentada base de empleados. Además, los clientes necesitan constancia y se quedan cuando el servicio es bueno.

Esto da consistencia a los beneficios de Tigermed. Por otra parte, las recientes reformas deberían impulsar el gasto en I+D de medicamentos innovadores. Esto podría ser beneficioso para empresas como Tigermed.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo?

El sistema sanitario chino es enorme y sigue creciendo. La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de China pretende ampliar el tamaño del sector de servicios sanitarios del país hasta unos 2,4 billones de dólares en 2030. El número de personas mayores de 60 años se duplicará hasta alcanzar los 324 millones en 2027. El equivalente a la población de Estados Unidos. Al mismo tiempo, la renta disponible está creciendo. Las empresas capaces de satisfacer esta creciente demanda deberían estar en condiciones de obtener beneficios.

Estrategias de Inversión