Con el euríbor actual por encima del 3% y las previsiones del Banco Central Europeo (BCE) de subir los tipos un 1% más durante el primer trimestre 2023, lo que haría alcanzar un euríbor superior al 4% y teniendo en cuenta que ese dato podría permanecer en el mercado durante una larga temporada, los compradores se lo piensan dos veces antes de invertir en un inmueble.

¿Es mal momento para meterse en una hipoteca? Aunque a priori parece que la respuesta está clara, no es del todo así. Expertos y analistas del sector ven una oportunidad de inversión en este momento tan convulso del mercado.

Por su parte, Leyre López, analista de la Asociación Hipotecaria, explica que la decisión de hipotecarse, “debe depender no solo de la coyuntura económica y monetaria que reine en ese momento sino también de las circunstancias personales del potencial comprador”.

Esta es una idea compartida por todos los expertos del sector, como Juan Carlos Calvo, Director de Estrategia y Relación con Inversores de Metrovacesa, que asegura que el momento actual “es igual de bueno para comprar una vivienda que cualquier otro” y que esperar más no nos garantiza que vayan a mejorar las condiciones.

Desde Neinor, apoyan también esta idea y apuesta por ver las ventajas que puede ofrecer esta situación, como una mejor oferta en la compra que en el alquiler de un inmueble, “la opción de compra en los términos actuales se mantiene como una alternativa muy atractiva.”

Además, auguran que las hipotecas se concederán durante los próximos años con un diferencial sobre las de tipo variable en torno a +40/70 puntos básicos.

José María Basáñez, presidente de TECNITASA y presidente de ATASA (Asociación Profesional de Sociedades de Valoración), refuerza la idea de aprovechar las oportunidades que puede ofrecer el mercado actual, “el momento actual puede ser tan bueno como cualquier otro para comprar una vivienda con financiación mediante hipoteca […] ya que existen infinidad de opciones para conseguir una hipoteca muy competitiva en el mercado.”

Por su parte, Juan Villén, director general de idealista/hipotecas, explica que aunque muchas entidades financieras han excluido el tipo fijo de oferta comercial “o la han encarecido mucho, las hipotecas mixtas están entrando con fuerza y con precios realmente competitivos.”

Si bien es cierto, el director general de Idealista/hipotecas se muestra cauto y recomienda pensarlo detenidamente antes de tomar una decisión, “actualmente estamos en un momento en el que es muy importante mantener la cabeza fría, conocer la realidad del mercado y realizar cálculos realistas.”

El futuro de las hipotecas: ¿Cómo va a evolucionar el euríbor?

Es incierto el futuro del sector inmobiliario, pero el BCE va dando avisos de lo que podemos esperar en lo que respecta a la subida de tipos y, por tanto, del euríbor y los precios en la compra-venta de inmuebles.

Leyre López, de la Asociación Hipotecaria, explica que, según se extrae de las declaraciones recientes del Banco Central Europeo, “es posible que sigamos asistiendo a incrementos adicionales en los tipos de interés a lo largo de este año en tanto la inflación siga elevada” y asegura que este hecho “no debería constituir per se un impedimento a la hora de tomar la decisión siempre que se tenga posibilidades.”

En general, expertos y analistas del sector inmobiliario coinciden en la idea de que los tipos no bajarán a medio plazo y que incluso viviremos todavía algunas subidas, aunque más moderadas.

Así lo cuenta Juan Carlos Calvo, de Metrovacesa, “para 2023, aunque se espera que el BCE suba algo más los tipos de interés, lo normal es que el Euribor suba de forma muchomás moderada este año, sobre todo si el IPC va hacia abajo”

Juan Villén, director general de idealista, incide en la nube de incertidumbre y volatilidad en la que está inmersa el sector, “es muy difícil saber cómo va a evolucionar el Euribor, pues dependerá de dos factores: la evolución de la inflación, y la posible ralentización de la economía” aunque también augura importantes subidas para el nuevo ejercicio, “el escenario más probable es que sigamos viendo subidas de tipos, y que el Euribor se acerque al 4% o incluso lo supere.”

Por su parte, Neinor se muestra ligeramente más optimista, “los últimos indicadores parecen apuntar al comienzo de una etapa de moderación, por lo que se espera que el euríbor de los próximos meses siga una tendencia similar.”

Estrategias de Inversión