Invertir en divisas: cómo ganar dinero con el cambio de divisas

La operativa con divisas es una herramienta más dentro del abanico de activos cotizados con el que se puede ganar dinero mediante la inversión. En Forex – abreviatura del término Foreing Exchange – es posible ganar dinero  con las fluctuaciones en precio de los distintos pares de divisas, tanto si se incrementa su precio como si disminuye. De hecho, es uno de los mercados más activos del mundo, con particulares, empresas y bancos elevando el volumen de operaciones diario por valor de 6,6 billones de dólares. Si bien es cierto que muchas de estas operaciones se llevan a cabo por razones prácticas, la gran mayoría de conversiones en divisas se realizan para obtener beneficios. 

Lo primero a tener en cuenta es que un par de forex es la combinación de dos divisas que se operan una frente a la otra. Algunos de los pares más populares incluyen al euro frente al dólar, al dólar frente al yen o la libra contra el dólar estadounidense. La divisa base se encuentra en la parte izquierda del par y siempre equivale a uno mientras que la divisa cotizada, que siempre está en la pate del par, muestra cuántas divisas cotizadas serán necesarias para comprar una divisa base. Por lo tanto, al operar en divisas, siempre se compra una para vender otra. Además, cada divisa tiene su propio código (código ISO de tres letras) para que se pueda identificar rápidamente como parte de un par. CAD (dólar canadiense), EUR (euro), MXN (Peso Mexicano), JPY (Yen Japonés), USD (dólar estadounidense), GBP (Libra britántica)…etc. 

La operativa o trading en forex funciona como cualquier otra transacción en la que compras un activo con una divisa. En el caso de del forex, el precio de mercado informa al inversor de qué cantidad de divisa necesita para comprar otra.

Por ejemplo, si vemos que la cotización el EUR/USD está en 1,0908 unidades, supone que para comprar un euro será necesario tener 1,0908 dólares. En este caso, el euro es la divisa base y el dólar, la cotizada. 

A la hora de operar en divisas, lo primero que tenemos que tener claro es qué divisa queremos que suba. Si compramos un par de divisas, se espera que la divisa base suba mientras que la divisa cotizada baja. Y al contrario, cuando vendes un par de divisas,  es porque esperas que el precio de la divisa base baje frente a la subida estimada de la divisa cotizada. 

A la hora de operar en Forex es necesario saber que el spread es la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Por ejemplo, el precio de compra puede ser 1,0909 y el de venta 1,0905. Para que la posición reporte beneficios se necesitaría que el precio del mercado suba por encima del precio de compra o baje por debajo del de venta, en función de si la posición ha sido larga o corta sobre el par. 

A menudo los inversores especulan para obtener beneficios del fortalecimiento o debilitamiento de una divisa frente a otra. Cuando el precio del par sube, significa que la divisa base se fortalece frente a la  cotizada y al contrario. 

A la hora de invertir en el mercado de divisas es posible hacerlo mediante operaciones al contado, que son compraventa de divisas en las que el tiempo que transcurre entre su contratación hasta su liquidación no supera los dos días hábiles. Cuando opera con divisas al contado, no estará operando con las monedas físicas reales. Esto quiere decir que cuando compre GBP/JPY, no recibirá ningún yen japonés. Del mismo modo, si opera con EUR/USD, no recibirá dólares estadounidenses. Esto se debe a que está negociando un contrato utilizando la moneda como referencia, no con la moneda en sí.

Además, también es posible operar a plazo, que son operaciones de compraventa de divisas en las que la cantidad y el precio de las divisas se fijan en el momento de la contratación, pero la liquidación o entrega de las divisas no se realiza en el momento de la contratación sino en uno posterior, también fijado en el contrato. Este contrato se diferencia del futuro de divisas que se contrata en el mercado de derivados y de forma estandarizada. Las operaciones a plazo representan un 70% del total de las operaciones realizadas.

El apalancamiento en la operativa en divisas 

El margen es el dinero que se retiene en la cuenta de trading al abrir una operación. Sin embargo, debido a que el «Trader de Forex minorista» promedio carece del margen necesario para operar con un volumen lo suficientemente alto como para obtener una buena ganancia, muchos brókers de Forex ofrecen a sus clientes acceso para apalancarse. El apalancamiento es el capital proporcionado por un bróker para aumentar el volumen de operaciones de sus clientes.

En Forex, el valor nominal de un contrato o lote equivale a 100.000 unidades de la moneda base. En el caso del EUR/USD, serían 100.000 euros.

Si utilizas una tasa de apalancamiento de 1:10 y tienes 1000 euros en tu cuenta, podrás negociar un par de divisas por valor de 10 000 dólares. Si la operación tiene éxito, el apalancamiento maximizará tus ganancias por un factor de 10. Sin embargo, ten en cuenta que el apalancamiento también multiplica tus pérdidas en el mismo grado.

Estrategias de Inversión