A raíz de la situación de pandemia, los cierres y la posterior implementación del teletrabajo (en aquellas organizaciones que pudieron operativamente asumirlo) las empresas de software, en particular, las plataformas de “e-commerce”, así como las aplicaciones colaborativas y de videoconferencia tuvieron un bum.

Las acciones de Amazon pasaron de cotizar en el entorno de los 90$ en 2019 a más de 150$ durante el período 2020-2021 y empresas menos conocidas como Shopify multiplicaban x10 su valor en el mismo período. En un ámbito mucho más cercano a nuestro sector, Zoom pasa de 70$ a 350 $ de valor medio (con máximos de 550$) y Adobe (propietaria de la solución Adobe Connect) evoluciona de 300$ a más de 500$ con puntas de casi 700$.

¿Cómo ha sido el aterrizaje una vez pasada la euforia? Como era de esperar más abrupto en compañías mono-producto (p.ej. Zoom) que vuelven a niveles casi pre-pandemia y las compañías más estructuradas y/o diversificadas consolidando parte del crecimiento (Amazon +25%, Adobe +60%, Shopify + 150%). Otras firmas consagradas con “suites” colaborativas como Microsoft y Google acumulan revalorizaciones del 200% y el 100% respectivamente en los últimos 5 años.

¿Por qué pasa esto? Sencillamente, los escenarios deteletrabajo han llegado para quedarse. La nueva generación de trabajadores (23-35 años) no admitiría otros formatos e incluso los profesionales entre 35 y 55 años prefieren los modelos híbridos a los presenciales.

Tecnológicamente no había barreras desde hace ya bastante tiempo, era un reto de modernización organizativa y de filosofía empresarial. El COVID ha acelerado una tendencia que podría haber llevado 10-15 años implantarla totalmente y en algunos sectores como las AA.PP. quizás no se hubiese producido.

Dentro de nuestra industria de Tecnologías y Soluciones para el área de Recursos Humanos (HR-Tech) y más específicamente en el subsector del “e-learning” (donde somos muy pocas las empresas cotizadas) vemos patrones muy similares. Aquellas organizaciones solventes y con un ecosistema de solución y/o servicio bien planteado han consolidado una buena parte de las subidas de finales de 2021 y están en una fase de estabilidad sobre la que apoyarse para crecer tanto en negocio como en valor de empresa.

En Netex no somos una excepción, somos una empresa tecnológica y de producto pero con una oferta de servicios profesionales bien estructurada que favorece que nuestros clientes inviertan en proyectos de digitalización del área de RRHH, Formación y Desarrollo. Nuestras acciones han crecido desde los 1,6-1,7 € hasta los 5€ en el momento más caliente del impacto COVID para asentarnos en la meseta de los 3€ sobre los que estamos apoyando la nueva etapa de expansión.

Y esta sería nuestra recomendación al inversor, busquen oportunidades en empresas con buen crédito y trayectoria, que sean capaces de explicar su negocio y que tenga un buen ecosistema de “partners” que complemente y refuerce la propuesta de valor de la compañía.

En cuanto al futuro… estamos a las puertas de una revolución tecnológica como las que no se veía desde hace tiempo. El fenómeno “Chat GPT” ha acelerado todas las previsiones en cuanto a la aplicación de la IA en todo tipo de ámbitos y estamos sólo en una fase cero de este nuevo “hype”.

En la industria del e-learning y el desarrollo (L&D), la IA va a revolucionar con seguridad los procesos de creación, curación y recomendación de contenidos digitales. Además, la IA va a acelerar la automatización y la renovación de muchos puestos de trabajo lo que a su vez demandará mucha agilidad en la formación de nuestras plantillas (“up-skilling” y “re-skilling”).

A este momento de inflexión tecnológica, se suma una época de batalla fundamental por el talento donde atraer, retener y desarrollar a los mejores profesionales está siendo ya un elemento clave de diferencia competitiva. Los empleadores tienen que estar a la altura de las expectativas de sus empleados en un mercado laboral con muchísimas menos barreras debido a la implantación de los nuevos modelos de teletrabajo.

El cóctel es explosivo y la transformación digital de la clásica área de RRHH será una necesidad básica para competir y diferenciarse. Desde esta tribuna trataremos de seguir informando sobre nuestro fascinante sector, las tendencias, los retos y, por supuesto de las nuevas oportunidades de inversión.

Estrategias de Inversión