La inflación está imparable y las perspectivas de bajada, tal y como auguraban analistas e instituciones económicas, no se están cumpliendo, sino que el descenso de esta está siendo poco pronunciado y ralentizado. La inflación está imparable y las perspectivas de bajada, tal y como auguraban analistas e instituciones económicas, no se están cumpliendo, sino que el descenso de esta está siendo poco pronunciado y ralentizado.

Mientras esta situación se mantenga, los bancos centrales seguirán incrementando los tipos de interés. El primer incremento del BCE en 11 años, y el mayor en los últimos 22, llegó hace unas semanas, y se espera que no sea el último. Estados Unidos lo ha revisado al alza en tres ocasiones, Inglaterra cinco desde finales de 2021 y China tres en lo que va de año.

Adicionalmente, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania intensifica la situación descrita anteriormente. La guerra entre ambos países ha contribuido al incremento de precios y a una tendencia inflacionista al alza por tratarse de dos potencias exportadoras de materias primas.

En cuanto a España, nuestro país se encuentra en el punto de mira de los inversores nacionales e internacionales, tanto a nivel privado como institucional. Lo que se traduce en que el sector inmobiliario sigue erigiéndose como un valor refugio para todo tipo de capital. Sin embargo, dentro del inmobiliario, en el segmento residencial, existen barreras que se deben salvar. El área de la promoción de obra nueva presenta un gran desequilibrio entre la oferta y la demanda. Esto ha llevado a los promotores a la búsqueda de soluciones con las que levantar nuevos proyectos que equilibren la balanza.

El crowdfunding, la nueva llave del inmobiliario

El crowdfunding es una fórmula de financiación participativa, es decir, se basa en una financiación colectiva mediante equity. Esta opción consiste en la aportación de capital de distintos inversores, para un proyecto empresarial con una rentabilidad estimada como contraprestación. Una solución alternativa para dar viabilidad a proyectos más allá de las fuentes de financiación tradicionales.

En nuestro caso, apoyamos a promotores inmobiliarios en la ejecución de sus proyectos mediante la estructuración de un plan de negocio robusto, una visión financiera estratégica, que maximiza la rentabilidad de los recursos del “sponsor” mediante un análisis de riesgos previo. Nuestro trabajo está focalizado en la captación de capital inversor, realizando una labor de acompañamiento a los gestores, incorporando una base inversora en cada proyecto, que otorga una posición de menor exposición al promotor. Es un modelo transversal a todos segmentos del sector: residencial y residencial alternativo, retail, oficinas, logístico, etc.

La razón es que, hoy en día, el pequeño y mediano promotor están desamparados en el modelo tradicional bancario. En nuestra figura encuentra un socio, que contribuye a solucionar la continuidad de su actividad productiva, aportando liquidez y viabilidad, que de otra forma no sería posible. Con nuestro apoyo diversifica su riesgo de concentración y amplía su capacidad de entrada a más proyectos.

El patrón de financiación bancaria tradicional, como lo conocíamos hasta ahora, ha cambiado por completo. Ahora se hace más que evidente el uso de las nuevas soluciones alternativas.   

Europa es el referente. En otros países del continente, esta fórmula es una opción recurrente, alcanzando cotas del 20 % aproximadamente. Es más, hay visos de que en un futuro cercano esté presente en casi todas las operaciones mid cap.

Desde Fellow Funders, y alineados con la tendencia de nuestros socios comunitarios, contribuimos a impulsar el desarrollo inmobiliario, sustentado sobre unas bases financieras sólidas y desde un enfoque profesional, aplicando herramientas financieras de vanguardia, que aportan robustez al mercado.

Estrategias de Inversión