Inversa Prime SOCIMI ha presentado los resultados correspondientes al ejercicio 2023. La cifra de negocio entre enero y diciembre fue de 2,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 15,4% respecto a los 2,2 millones registrados el ejercicio anterior. Este incremento se debe a la adquisición de 31 nuevos activos durante 2023, que se incorporan a una cartera que mantiene una tasa de ocupación del 100%. En este contexto, la SOCIMI repartirá por segundo año consecutivo un dividendo con cargo a 2023 de 2,5 millones de euros, ofreciendo a sus accionistas una rentabilidad por dividendo del 2,7%. 

En un ejercicio en que el beneficio neto fue de 2,8 millones de euros, se ha registrado un NAV por acción de 1,56€ frente al 1,61€ por acción registrados al cierre de 2022, lo que supone un retroceso del 2,7%. Por otra parte, a 31 de diciembre la cartera de activos de la compañía tenía un total de 252 inmuebles, cuatro más que un año antes, representando un valor de mercado de 157,6 millones de euros, un 1,5% menos que el ejercicio anterior motivado por el incremento de la tasa de descuento en el actual entorno de tipos de interés.

En este sentido, si todos los activos estuvieran libres y disponibles para su rotación, el NAV libre sería de 1,89€ por acción y el GAV libre de 183,7 millones de euros, lo que supone incrementos del 4,5% y el 4,4% respectivamente frente a los datos registrados al cierre de 2022. Estas cifras demuestran la fortaleza de la cartera de activos de la compañía a pesar de las desinversiones ejecutadas y la ralentización de las adquisiciones. 

Respecto a la inversión, hay que destacar que Inversa Prime en 2023 adaptó su política de inversión al nuevo entorno de tipos de interés, primando la rentabilidad sobre el crecimiento. La compañía invirtió 16,0 millones de euros en la adquisición de 31 inmuebles hasta alcanzar un total de 252, cuatro más que en diciembre de 2022. Del total invertido, un 65% se ejecutó en el último trimestre del año, recuperando los niveles de inversión previos a 2023 y convirtiéndose en el trimestre de mayor inversión en los últimos 18 meses.

Por último, de acuerdo con la política de desinversión y a medida que ha ido madurando la cartera, en 2023 se vendieron 27 activos por valor de 19 millones de euros. La rentabilidad media de las ventas fue del 12,1%, superando en más de 200 puntos básicos la estimación en el momento de la adquisición del inmueble. 

Recuperación del ritmo inversor

Enrique Isidro, vicepresidente ejecutivo de Inversa Prime, ha señalado que “2023 ha sido un año condicionado por la evolución de los tipos de interés, que nos ha llevado a modificar nuestra política de inversión, adecuándola al nuevo entorno y primando la rentabilidad de nuestros accionistas sobre el crecimiento. Dicho esto, en el último trimestre ejecutamos el 65% de la inversión anual, superando los 10 millones de euros en el periodo y recuperando el volumen de inversión previo a 2023”.

Por otra parte, ha destacado que “en el contexto vivido en 2023 los retrocesos del NAV por acción y GAV son poco significativos. Si considerásemos el NAV libre, aquel obtenido con los activos libres y listos para la venta, la realidad es que ha crecido un 4,5% respecto al año anterior, poniendo de manifiesto la calidad de la cartera inmobiliaria de Inversa Prime”. 

Estrategias de Inversión