José Luis Cava se pregunta si para frenar la inflación y hacerla caer hacia la zona del 2%, sería mejor opción bajar los tipos de interés en lugar de subirlos. “Si vemos lo que ha sucedido en la economía de Estados Unidos, estamos viendo que los componentes que no son sensibles a las subidas de tipos de interés se han moderado notoriamente con la subida de tipos de interés realizada por la Fed. Sin embargo, el componente que no es sensible a la subida de tipo de interés, realmente no frena la subida de los precios”. 

El experto explica que, anteriormente, como la proporción de los servicios sobre el PIB era más baja que en la actualidad, al frenar las subidas de precios en los componentes sensibles a los tipos de interés, el sector servicios se frenaba, y como representaba una parte reducida del PIB, se conseguían los objetivos de inflación que tenían previstos los bancos centrales. Pero ahora no es así, “porque el componente servicios del PIB es el más elevado de la historia. Por lo tanto, tú puedes seguir atizando con subidas de tipos de interés a los componentes de la inflación más sensibles, y sin embargo, no frenar la inflación, que es lo que les está pasando ahora mismo”. 

Fijándose ahora en el conjunto de los hogares estadounidenses, indica que no están endeudados. “Luego, si tú subes los tipos de interés, no vas a frenar el consumo, porque son insensibles a las subidas de tipo de interés. Es más, como el conjunto no está endeudado, si tú subes los tipos de interés, a lo mejor aumenta la renta disponible del conjunto y todavía gastan más”. 

Expresa que si se tiene en cuenta el porcentaje de la población que está endeudada, los más débiles económicamente, observamos que donde les está doliendo es vía saldos de tarjetas de crédito. “De tal manera que si estamos subiendo los tipos de interés salvajemente en las tarjetas de crédito estamos perjudicando el consumo de los más débiles, que probablemente consumen menos servicios”. 

Con el resto, explica, nos encontramos que si tú subes los tipos de interés, la gente que no está endeudada y además tiene una riqueza neta positiva y unos saldos financieros netos positivos, “le entra dinero por rendimientos de capital mobiliario con los tipos de interés más altos de los últimos 20 años. Entonces esta gente gasta más y compensa ampliamente el sufrimiento y la reducción del consumo de los económicamente más débiles”. 

Cava también afirma que cuando uno mira la distribución de la riqueza por edades se observa que está concentrada en los mayores de 55 años, los nacidos en el baby boom norteamericano. ¿Y quiénes son los que tienen mayor nivel de endeudamiento? Los jóvenes.” Luego nos encontramos que si tú subes los tipos de interés perjudicas a los jóvenes, que están endeudados, pero es que los baby boomers se están forrando, les está entrando una gran cantidad de rendimientos de capital mobiliario, y son los que fundamentalmente están gastando». 

En cuanto al S&P 500, el experto señala que se frenó al llegar a la zona del 5.340, volvió a la zona del 5.300 y ahora está parado moviéndose lateralmente. “En mi opinión, mientras se mantenga por encima de 5.250, la predisposición es alcista”.

Estrategias de Inversión