Dan Roberts, gestor de renta variable global de Fidelity International, señalaba en el evento de perspectivas de cara al 2024, que «la renta variable de EEUU está definitivamente cara, pero creo que las buenas noticias se encuentran fuera de EEUU».

«Hay sectores del mercado de renta variable donde los beneficios se encuentran cerca de mínimos; los semiconductores serían uno de ellos, los seguros de coche otro y los envases de papel y celulosa». Por otro lado, «hay tendencias claramente dominantes, en concreto la IA y la obesidad, pero no hace falta que compres Novo Nordisk o Nvidia para beneficiarte de esas tendencias. Tenemos empresas en cartera que también se benefician indirectamente«, apuntaba Dan Roberts.

[embedded content]

Por tanto, ante un escenario complicado de altas valoraciones y menor crecimiento económico, desde Fidelity International siguen pensando que hay oportunidades en renta variable. La diversificación, una buena selección de valores y el foco en el largo plazo, serán clave de cara a este 2024.

Estrategias de Inversión