– Ya casi a punto de comenzar el último trimestre de este 2020 marcado por el coronavirus, ¿qué esperan de los mercados hasta final de año?

La volatilidad, con la que llevamos los últimos trimestres en los mercados, creemos que va a continuar. Está el tema del covid-19 y las elecciones en EEUU, que creo que va a tener su influencia. Y también, la próxima presentación de resultados trimestrales de las compañías, después de que muchas de ellas hayan hecho previsiones de que en el segundo semestre del año las cosas iban a mejorar en sus cuentas de resultados. Hemos visto que la covid-19 ha seguido afectando de manera fuerte, en algunos países más que en otros.

Otro tema que no es desdeñable es el de los flujos. Desde el último año o año y medio vemos que este es un mercado que no se mueve por fundamentales. Desgraciadamente, es un mercado que se mueve por flujos. Cuando hablo de flujos me refiero a ETFs, sobre todo de la temática ESG y los fondos temáticos. Es ahí hacia donde está yendo el dinero y no creemos que estas temáticas se reviertan en el último trimestre del año.

– ¿Qué efectos pueden tener en las bolsas eventos como las elecciones en EEUU o las negociaciones sobre el Brexit?

En el brexit estamos viendo que lo que era posible se está empezando a convertir en algo probable. Por ahora con baja probabilidad, pero está ganando enteros una salida dura por parte de Reino Unido de la Unión Europea. Lo que estamos constatando, o al menos es lo que dice la UE, es que los negociadores de Reino Unido no se están levantando de la mesa y se están negociando parcialmente muchos temas. También va a depender mucho del resultado electoral de EEUU. Las negociaciones entre Reino Unido y EEUU, dependerán del resultado electoral, para ver si Reino Unido puede prescindir de manera mucho más fácil de la UE o no.

Lo que vemos en las encuestas es que la diferencia es a favor de los demócratas, aunque no es tan grande como para ver un resultado definitivo. Lo que la historia demuestra es que cada vez que ha salido elegido un gobierno demócrata, los mercados, tanto de renta fija como variable, lo acogen mal. Los mercados prevén que haya más deuda, déficit y una subida de impuestos. Pero todo tiene sus pros y sus contras. El pro es que posiblemente todo el tema de las tensiones geopolíticas, con Oriente Medio, China e incluso Europa, con los demócratas se relajaría sensiblemente. Eso sería más a medio plazo. En el corto, quizás un tensionamiento tanto en la parte de renta fija como de renta variable.

– Las caídas del Ibex 35 se sitúan en torno al 30% en el acumulado desde enero, ¿esperan más caídas o prevén subidas para el selectivo español?

Las mejores acciones Europeas y de EEUU en nuestras carteras

El próximo 7 de Octubre, el departamento de análisis de Estrategias de Inversión analiza en este webinario gratuito para suscriptores las mejores acciones Europeas y de EEUU y que tenemos en cartera. ¡No te lo pierdas!

Lo que llevamos viendo bastantes años, pero es algo que se ha incrementado este, es una disparidad entre índices a nivel global. Hay una caída del 30% en el Ibex 35. Otros índices como el Nasdaq suben cerca de un 30%, El S&P 500 o el Dax están planos en el año. Son índices con un componente tecnológico e industrial relativamente fuertes y en países con economías flexibles, con una estabilidad jurídica y política, cosas de las que ahora mismo adolecemos en España.

Creo que va a ser complicado ver en bloque subidas importantes dentro del Ibex 35. Dicho lo cual, hay muchísimas empresas que han visto su cotización empujada para abajo. Son empresas que están bien gestionadas, que tienen o no que ver con el covid-19, pero que están muy castigadas, en mínimos o cerca de mínimos históricos. Por la composición sectorial del índice español, con carencia de tecnológicas, y por la inestabilidad jurídica y política que hay en España, veo complicado que haya una subida generalizada. Lo que no veo tan complicado es que haya valores que suban de manera importante en estos últimos meses.

– En junio, los fondos KKR, Cinven y Providence lanzaron una OPA por MásMóvil; hace unas semanas se confirmaba la fusión entre Caixabank y Bankia, ¿esperan más operaciones corporativas en el mercado español?

Hay un buen puñado de empresas que están cotizando cerca de mínimos históricos, que están bien gestionadas y son rentables. Son bastante apetecibles para inversores, bien sean de capital riesgo (Telepizza a finales de 2018) o en el caso de BME que ha sido un competidor. Lo que hemos detectado históricamente es que las operaciones corporativas se dan con mercados o muy al alza o en suelo. Y es lo que vemos ahora mismo. Hay un buen puñado de empresas que están muy baratas y no hay que esperar a que haya una opa para quejarse del precio al que están ofertando por ellas. Fue lo que pasó en Telepizza y MásMóvil.  Las bondades de ciertas empresas están de cara y hay que aprovecharlo.

– Entonces, ¿consideran interesante entrar en el sector bancario pensando en más movimientos? ¿Cuáles serían las entidades candidatas a protagonizar la próxima fusión?

No vemos interesante entrar en el sector bancario por fundamentales. No tenemos posicionamiento en bancos por un entorno de bajos tipos de interés a largo plazo y un entorno macro complicado, sobre todo para banca mediana española e, incluso, para los dos bancos globales del país. El entorno macro está complicado a nivel de crédito y consumo y la parte de arriba de la cuenta de resultados también flojea bastante. Los movimientos corporativos que estamos viendo a nivel bancario al final son un ahorro de costes. ¿Cómo pueden sacar rentabilidad? Más ingresos es complicado, entonces, vía reducción de costes. Y esos son los movimientos que estamos viendo ahora mismo. No son de extrañar porque el BCE y el Banco de España han pedido instituciones más grandes y más sólidas. Los candidatos a estos movimientos están claros: Sabadell, Liberbank y Unicaja. Insisto en que por fundamentales es complicado meterse en el sector bancario ahora mismo. Tendríamos que ir a un factor más especulativo que son los movimientos corporativos.

– Con dudas sobre cómo será la recuperación de la economía tras el coronavirus (V, W, L, K…), ¿cuáles son las previsiones de TREA para 2021?

Muy en línea con lo que dice el BCE y opina la mayoría del mercado. Hay un 40% del sector a nivel global que considera que va a ser una salida en U. El BCE prevé que, a nivel de eurozona, se recuperen los niveles de PIB de 2019 en 2022. En el caso de España, vamos con uno o dos años de decalaje. En el caso de España y bajando a la parte de bolsa, porque la parte macro influye en la parte micro, va a ser una salida en K. Van a haber empresas que lo hagan muy bien, que este tema sanitario en sus resultados es escaso pero el impacto en su cotización es muy fuerte. Hay otras empresas en las que el impacto está siendo muy fuerte y la salida será más lenta. Creo que centrándonos en la parte de mercado creo que la salida será en K. Hay sectores que van a salir más fuertes y otros a los que les va a costar bastante más.