José Luis Cava señala que el dato de inflación de ayer no va a cambiar “absolutamente nada», y no hará que cambien de opinión los miembros del FOMC. “Por lo tanto, seguimos considerando como escenario más probable que pueda haber un recorte de tipo de interés en el cuarto trimestre del año”. 

¿Cuál es el principal riesgo al que se enfrenta la economía de Estados Unidos? Según el analista, que se desacelere durante el segundo semestre y si la Fed recorta los tipos de interés en noviembre, que llegue tarde. Para detectar esto, Cava se fija en la rentabilidad de las notas a dos años, la cual ayer descendió, se fue al soporte de la zona 4,70%, y no lo ha perforado. “Mientras se mantenga por encima nos está diciendo que, evidentemente, no va a haber subidas de tipo de interés, y si en un momento determinado perfora el soporte de la zona 4,70%, haría más probable que se anticipase el recorte de tipos de interés de noviembre a julio o septiembre”. 

Desglosando el IPC estadounidense, el analista expone que en el mes de abril la inflación ligada a la vivienda ha crecido un poco, no porque estén bajando los precios o porque se haya frenado el ritmo de subida, sino porque se han quitado del cálculo meses en los que subió mucho el alquiler. “Por lo tanto, es por razones técnicas, no es por realidad económica”. 

Según el gráfico, el precio de la vivienda se ha incrementado en torno al 5,50% en un año. “El precio de los alquileres está subiendo, porque está llegando mucha población. Los inmigrantes están demandando vivienda y están subiendo los precios, porque la oferta es escasa”, lo cual podría solucionarse, según sus palabras, construyendo más viviendas y sobre todo llevar una política de inmigración seria. “Ganaríamos todos: la inflación, no se incrementaría y a aquellas personas que tienen unas rentas e ingresos económicos más débiles, les hacemos la vida más sencilla”.

Refiriéndose ya al Bitcoin, explica que llegó a la resistencia a la zona 66.700 y se paró. “Tenemos que fijarnos en ese nivel, porque como sea capaz de superar el 66.700, a lo mejor tenemos otro tramo al alza”.

En cuanto al S&P 500, Cava señala que no está descontando ninguna desaceleración económica. “Estamos viendo como la mayor parte de las empresas que han publicado resultados han superado las estimaciones, y en un 8% incluso los beneficios de incremento sobre lo esperado inicialmente. Por lo tanto se entiende que la tendencia de S&P 500 sigue siendo alcista”. 

Aún así, el experto advierte que lleva 10 días consecutivos subiendo, por lo que lo más normal es que corrija. “Ahora bien, mientras se mantenga por encima de 5.220, yo voy a mantener una predisposición alcista”.

Estrategias de Inversión