Gucci hace sufrir a Kering. Caen las ventas en el primer trimestre y advierte de una caída del 40-45% hasta junio

Gucci hace sufrir a Kering. Caen las ventas en el primer trimestre y advierte de una caída del 40-45% hasta junio

Las ventas de Kering en los tres meses que terminaron en marzo descendieron un 10% en términos comparables, hasta los 4.500 millones de euros (4.800 millones de dólares). Kering ya advirtió el pasado  19 de marzo que las ventas durante el periodo probablemente caerían en torno al 10%, frustrando las esperanzas de haber frenado la caída de las ventas de Gucci, la centenaria casa de moda italiana que representa la mitad de las ventas del grupo y dos tercios de los beneficios.

La advertencia suscitó inquietud en el sector del lujo por las perspectivas de recuperación de China -tradicionalmente el mercado más codiciado para Gucci-, que se ha visto empañada por una crisis inmobiliaria y un elevado desempleo juvenil.

Las ventas de Gucci en el primer trimestre descendieron un 18%, una cifra significativamente peor que el descenso del 4% del trimestre anterior, según informó la empresa.
El descenso de los ingresos y las inversiones necesarias en la marca afectarán a los beneficios del primer semestre, y Gucci no experimentará grandes mejoras en el segundo trimestre, según dijeron los directivos de la empresa a los analistas en una llamada telefónica.

Sin embargo, la magnitud de la caída prevista en los beneficios del primer semestre fue mayor de lo esperado.

«No es de extrañar que las marcas en transición experimenten mayores dificultades en un entorno de reblandecimiento de la demanda, ya que los consumidores concentran su gasto en las marcas imprescindibles», señalaron los analistas de Bernstein en una nota.

«En estos momentos, el mercado chino está bastante polarizado entre el apetito de los clientes por productos de gama muy alta o más asequibles, y Gucci, más posicionada en el medio, no se beneficia por tanto de esta polarización», declaró a los periodistas la Directora Financiera del grupo, Armelle Poulou.  No obstante, añadió que la situación podría cambiar rápidamente.

Los títulos de Kering caen más del 8% esta mañana arrastrando a algunos de sus rivales, que caen con algo menos de brío.  LVMH  cae un 0,5% mientras Hermes cae un 0,17%. Lo cierto es que este no es un buen año para Kering, que cae más del 20% en el año, hasta los 404,68 euros. 

La crisis inmobiliaria ha afectado a la demanda de los chinos ricos en moda y accesorios de gama alta. Fuente: Reuters

Estrategias de Inversión