Parece que los inversores institucionales dejaron de lado el sesgo bajista que ha reinado en el universo de las criptomonedas en este año y hacen grandes apuestas en el sector. Los mismos han invertido en productos de inversión de Solana la suma de 1.1 millones de dólares en los últimos quince días, según Francisco Memoria en Cryptoglobe.

Según el último informe de flujos de fondos de activos digitales de CoinShares, los productos de inversión que se centran en Solana registraron entradas de 700.000 dólares la semana pasada, lo que se suma a los 400.000 dólares vistos la semana anterior para un total de 1.1 millones de dólares en lo que va de diciembre.

El informe de la firma señala que la semana pasada, los productos de inversión en criptomonedas vieron salidas de 30 millones de dólares debido a las persistentes incertidumbres que rodearon el colapso de las empresas vinculadas a FTX y la continua retórica agresiva de la Reserva Federal.

Los productos de inversión que se centran en Bitcoin registraron salidas de 17.5 millones de dólares durante la semana pasada, mientras que los productos que cortaron la criptomoneda insignia registraron entradas de 1.1 millones de dólares.

El rival de Solana, Ethereum, experimentó su quinta semana consecutiva de salidas que totalizaron 9.1 millones de dólares, agrega el informe. Los activos totales bajo administración para productos de criptoinversión cayeron a 22.300 millones de dólares.

El precio de Solana se vio fuertemente afectado por el colapso de FTX. El CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, quien fue arrestado a principios de esta semana en las Bahamas, es un conocido partidario de Solana y ha invertido en varios proyectos en el ecosistema de la criptomoneda. Su participación en estos proyectos ha afectado la confianza de los inversores en ellos tras el colapso de FTX.

Los datos de la firma de análisis en cadena Santiment sugieren que el temor que rodea a Solana podría provocar un repunte en su precio. Esto podría suceder si los vendedores en corto comienzan a salir de sus posiciones, lo que desencadenaría una contracción en corto.

Un short squeeze ocurre cuando el precio de un activo sube rápida e inesperadamente. A medida que los vendedores en corto cierran sus posiciones, la afluencia de órdenes de compra puede aumentar aún más el precio del activo.

Solana cotiza en los 12 dólares al mediodía y la media móvil de 70 periodos se mantiene por encima de las últimas velas.

Apúntate gratuitamente al boletín semanal de Critoactivos, NFTs y Metaverso

Estrategias de Inversión