Este movimiento es parte de una estrategia de diversificación de servicios que busca aprovechar el conocimiento y la experiencia acumulada por la firma en el mercado local, donde han identificado una oportunidad significativa en el segmento del mid-market que aún no ha sido completamente explotada.

“Tenemos un equipo altamente especializado en todas las fases del proceso de inversión inmobiliaria, desde el análisis económico inicial hasta la realización de due diligence legal, urbanístico y técnico. Además, tenemos los contactos que conllevan 40 años en el sector. Esto nos permite ofrecer un asesoramiento personalizado y altamente profesional, adaptado a las necesidades específicas de cada cliente. Estamos en una posición única para captar y gestionar inversiones inmobiliarias con un alto valor añadido”, explica Antonio Ruiz, director de Capital Markets en GILMAR. Los tiempos actuales son testigos de una volatilidad incrementada, exacerbada por tensiones geopolíticas que plantean desafíos significativos para el mercado global. En este contexto, la demanda de productos de inversión alternativos está en aumento, impulsando la necesidad de contar con asesoramiento especializado y experto, un nicho que GILMAR está listo para llenar. La empresa se mantiene como un socio confiable y competente, posicionándose estratégicamente para aprovechar las oportunidades emergentes en un mercado en constante evolución.

“La empresa entiende que la adaptabilidad es clave en un entorno donde los vientos del mercado pueden cambiar rápidamente, y por ellos nos comprometemos a ofrecer soluciones innovadoras y efectivas para satisfacer las necesidades de nuestros clientes en todo momento”, añade Ruiz.

Además, Gilmar reconoce la importancia de estar a la vanguardia de las nuevas tendencias y tecnologías que están dando forma al futuro del mercado inmobiliario. Desde la sostenibilidad hasta la digitalización, la empresa está comprometida a liderar el camino hacia un sector más eficiente, transparente y centrado en el cliente. Con una visión clara y una mentalidad proactiva, Gilmar está preparada para enfrentar los desafíos del mañana y aprovechar las oportunidades que surjan en el camino.

“Cada vez hay más demanda de productos inmobiliarios alternativos, incluyendo propuestas innovadoras como senior living, residencias de estudiantes, flex-living y proyectos relacionados con la salud. Los proyectos hoteleros y residenciales de media estancia están ganando popularidad, junto con activos terciarios tradicionales como oficinas bien localizadas y productos industriales, como centros de datos. Estos últimos ofrecen oportunidades interesantes en términos de retorno de inversión, diversificación y en algunos casos, posibilidades de cambio de uso. Hay que estar muy atento a las oportunidades que están surgiendo”, alerta Ruiz.

En respuesta a la incertidumbre macroeconómica, GILMAR ha centrado su atención en desarrollar una mayor certeza en el ámbito microeconómico, especialmente en lo que se refiere a la gestión de activos y propiedades. El enfoque está en gestionar el opex de manera eficiente, minimizando desviaciones y maximizando el valor de los activos con un enfoque centrado en el usuario final. Esto se complementa con un diseño cuidadoso de la estructura de capital y financiación de proyectos, garantizando así la viabilidad financiera y la rentabilidad a largo plazo.

Desde la introducción del régimen SOCIMI en España y la salida a bolsa de grandes inmobiliarias y promotoras, el sector ha experimentado un dinamismo renovado. Esto ha llevado a una profesionalización del sector y a un cambio en las preferencias del consumidor final, generando una amplia variedad de nuevas oportunidades de inversión.

Mirando hacia el futuro, GILMAR observa tendencias que están redefiniendo el mercado, como un enfoque mayor en la sostenibilidad en todas las fases del ciclo inmobiliario, la adaptación al modelo de ciudad de los 15 minutos, y la diversificación de usos inmobiliarios. Además, la digitalización y la tecnología en la gestión de activos, conocida como “proptech”, jugarán roles cada vez más fundamentales.

Así, GILMAR no solo está adaptando su estrategia a un mercado en transformación, sino que también está liderando el camino hacia un sector inmobiliario más profesionalizado y especializado. Con un enfoque en la innovación y la sostenibilidad, GILMAR se establece como un referente clave para inversores que buscan no solo rendimientos financieros, sino también contribuir al desarrollo de un mercado inmobiliario más responsable y eficiente.

Estrategias de Inversión