La agencia de calificación Scope Ratings ha analizado en detalle la fusión entre Orange y MásMóvil en España, destacando que se requerirá que Digi pase de ser un operador móvil virtual a un competidor total mediante la venta de 60 Mhz de espectro radioeléctrico en diversas bandas de frecuencia y un acuerdo opcional de itinerancia (‘roaming’).

Para aprobar la operación, la Comisión Europea estableció una serie de ‘remedies’ que incluyen la transformación de Digi, lo cual Scope Ratings considera un logro poco común en el sector. Se destaca la importancia de las medidas de competencia asociadas con esta fusión y se señala la baja probabilidad de que se desbloqueen otras transacciones similares en el futuro.

El análisis de Scope Ratings indica que la Unión Europea sigue considerando el sector de la telefonía móvil como altamente rentable y generador de efectivo, a pesar de las crisis económicas recientes. Asimismo, se enfatiza que la inversión en redes móviles se ha mantenido estable, sin un aumento significativo con la llegada del 5G, señalándolo como una evolución natural de la tecnología.

Según el analista de Scope Ratings, con el limitado número de competidores en Europa, alrededor de 3,7 por país, y desde una perspectiva de regulación, no hay una urgencia evidente en la consolidación de los mercados nacionales de telecomunicaciones. Las condiciones establecidas para la fusión entre Orange y MásMóvil podrían resaltar los desafíos de competencia de otros operadores en la región, como Vodafone, que ha recibido propuestas en este sentido.

En resumen, la fusión entre Orange y MásMóvil bajo las condiciones establecidas por la Comisión Europea representa un hito significativo en el sector de las telecomunicaciones, con posibles implicaciones en futuras transacciones y en la competencia del mercado europeo.

Estrategias de Inversión