La inversión sostenible busca invertir en el progreso, reconociendo que las empresas que resuelven los mayores desafíos del mundo pueden estar mejor posicionadas para crecer. Estas estrategias de inversión es una forma de poner el dinero de los inversores a trabajar con aquellos emisores que se esfuerzan por hacer un mundo mejor. Mientras que los fondos tradicionales invierten en todo tipo de empresas, los fondos ESG operan con compañías de contrastado compromiso con esos tres factores ESG. No solo los millennials están sensibilizados con estos aspectos, sino también los baby bommers

En España, actualmente tres de cada diez euros en fondos de inversión cuenta ya con criterios de sostenibilidad, según los últimos datos de Inverco, la patronal de las gestoras de fondos. Al cierre de 2022, y a pesar de todos las nubes grises que ocultaban los beneficios de estos fondos, el volumen de activos en estas estrategias (fondos artículo 8 o 9 según la Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles – SFDR) alcanzaba los 103.066 millones de euros, lo que implica un incremento anual de más de 38.636 millones o bien un 60% superior, y un 257% superior al volumen cuando entró en vigor el SFDR, que fue marzo del 2021.

Cabe comentar que con la reclasificación de fondos que tuvo lugar a finales del 2022, no es de sorprender que el volumen en este tipo de fondos con objetivos de inversión sostenible, mucho más restrictivo en cuanto a su clasificación, haya caído.

¿En qué categoría se observa el mayor apetito?

Son los fondos de Renta Fija Euro la categoría que aglutinan el mayor volumen de activos, tanto en su versión ESG como del total de fondos de inversión, y de hecho, los ESG representan el 35% del total del volumen de la industria. Si a ellos le sumamos el volumen en los fondos de Renta Fija Internacional, la categoría superaría los 32.500 millones de euros, pero manteniendo más de un tercio del total de activos en dicha categoría. 

Destacar, que la mayor proporción de fondos ESG del total de fondos de inversión corresponde a los fondos de Renta Variable Nacional, categoría con un volumen de activos superior a los 1.830 millones de euros y que del total de fondos representa el 56%, señal del enorme esfuerzo realizado por las gestoras españolas por el lanzamiento de fondos ESG. Le sigue la categoría de Renta Variable Internacional, con un 53% de los fondos ESG del total de fondos; y en tercer lugar los fondos Mixtos, con los ESG representando el 42% del total. 

Por el contrario, la categoría con menor volumen de activos ESG del total de fondos de la industria son los fondos de Retorno Absoluto y los de Inversión Libre, con solo el 8% y 7% respectivamente.

Estrategias de Inversión