FTX buscó un acuerdo millonario con Taylor Swift en plena sangría del sector cripto

Sam Bankman-Fried, que había confiado en la marca y el bombo publicitario para llevar rápidamente su criptointercambio de advenedizo a incondicional, estaba decidido a llegar a un acuerdo de asociación con la ganadora de 11 premios Grammy Taylor Swift, según informan medios como Financial Times y CNBC. El acuerdo, que habría costado a la empresa, ahora en bancarrota, más de 100 millones de dólares en tres años, estuvo a punto de fructificar antes de que se viniera abajo en primavera, según las fuentes, que pidieron no ser nombradas debido a los acuerdos de confidencialidad.

Los ex ejecutivos de FTX, que tenían conocimiento directo de las negociaciones, dijeron que la asociación habría sido un desastre para FTX debido al elevado precio. El empeño de Bankman-Fried en cerrar el acuerdo con Swift a pesar del deterioro del entorno empresarial encajaba con la pauta de ignorar a sus lugartenientes y actuar por su cuenta, según media docena de antiguos empleados y socios de la empresa.

Bankman-Fried se mostraba en público como un joven genio estrafalario que profesaba repetidamente su creencia en el ‘altruismo efectivo’, una filosofía que promueve la idea de ganar mucho dinero para donarlo a las causas más importantes.

Valorada en 32.000 millones de dólares a principios de este año por inversores privados, FTX entró en una espiral de quiebra el mes pasado después de que surgiera el escepticismo sobre la salud de las finanzas de la criptobolsa y los clientes empezaran a solicitar retiradas de fondos sólo para que se les dijera que su dinero no estaba disponible. Aun enfrentándose a posibles cargos penales y a la posibilidad de pasar años en prisión, Bankman-Fried ha seguido rehuyendo a los asesores hablando públicamente, ofreciendo entrevistas a la prensa y tuiteando su defensa.

Suscríbete a Estrategias de Inversión y disfruta del área Premium.

Estrategias de Inversión