En la más reciente junta general de accionistas de Naturgy, el presidente de la compañía, Francisco Reynés, ha confirmado el respaldo del consejo de administración a la actual estructura de mando de la empresa, la cual prescinde de la figura de un consejero delegado para distribuir las funciones ejecutivas.

Ante las interrogantes de los accionistas, Reynés hizo hincapié en que la comisión de Nombramientos y Retribuciones y el propio consejo de administración, integrado por los principales accionistas de la gasista, son los responsables de determinar la estructura más adecuada para el gobierno corporativo de la sociedad en cada momento.

En referencia a la posible influencia de la volatilidad de la acción en la política de dividendos de Naturgy, el presidente descartó cambios significativos, recordando que la retribución a los accionistas está ligada a los resultados financieros de la empresa.

Reynés destacó la ambición de Naturgy de liderar la transición energética, enfocándose en ofrecer soluciones sostenibles y competitivas. Asimismo, subrayó la importancia de las energías renovables y el biometano como prioridades estratégicas para el año en curso.

Durante la junta, las propuestas de la compañía recibieron un amplio respaldo por parte de los accionistas, quienes aprobaron el pago de un dividendo complementario, las cuentas de 2023 y el informe anual sobre las remuneraciones de los miembros del consejo.

Estrategias de Inversión