Fluidra continúa avanzando 2020 con un sólido desempeño y ha anunciado la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2020 de 0,21 euros por acción. El pago, que asciende a unos 41 millones de euros, se realizará el próximo 27 de octubre íntegramente en efectivo.

La vuelta al dividendo era algo que Fluidra tenía contemplado tras un 2019 con una fuerte generación de caja y desapalancamiento. Sin embargo, debido a la irrupción del coronavirus, Fluidra decidió en el primer trimestre suspender hasta nuevo aviso, como parte de las medidas implementadas con el objetivo de asegurar la continua fortaleza de la compañía.

En concreto, la empresa líder global en el sector del equipamiento de piscina y wellness no repartía dividendo desde el pasado 29 de septiembre de 2017, cupón que se abonó con cargo a las cuentas de 2016.

Apúntate a los Webinarios gratuitos de Análisis Bursátil

El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realizará una serie de webinarios los inversores, tanto desde el punto de vista de oportunidades en el corto plazo a inversiones a largo plazo. Descubre los que hemos preparado.

Ahora, dada la favorable situación del negocio y perspectivas para el futuro próximo, el Consejo de Administración de Fluidra ha decidido, en su reunión de hoy, retomar la distribución de dividendo.  

“Desde el inicio de la crisis hemos monitorizado la situación, priorizando siempre la seguridad de nuestros empleados, clientes y proveedores. Hemos demostrado tener una gran capacidad de reacción en tiempos difíciles, así como la resiliencia de nuestro negocio, que ha tenido un desempeño excepcional”, ha explicado el Presidente Ejecutivo de Fluidra, Eloi Planes. “Esta vuelta al dividendo es otro paso más para la compañía hacia un futuro prometedor”.

Crecimiento sostenido a pesar del contexto adverso

A pesar de la pandemia, Fluidra ha presentado una evolución muy positiva en lo que va de año, con una aceleración del crecimiento orgánico, así como el cierre de varias adquisiciones con las que ha fortalecido su posicionamiento como líder global. Así, la compañía experimentó un crecimiento de las ventas de doble dígito durante los meses de mayo y junio impulsadas por la demanda subyacente que se reactivó una vez se fueron levantando las medidas de confinamiento.

El líder global en el sector del equipamiento de piscina y wellness, cerró el primer semestre del año con un incremento del EBITDA del 10% hasta alcanzar los 169,4 millones de euros y un crecimiento del 2,4% en las ventas hasta 771,3 millones de euros. Esta tendencia ha continuado en el tercer trimestre con unas cifras en el mes de julio con incrementos también de doble dígito.