Fluidra ha actualizado sus resultados preliminares del tercer trimestre y sus previsiones del año completo debido a «unas condiciones de mercado más débiles de lo previsto durante el tercer trimestre», señala en una nota de prensa la compañía.

Fluidra espera ahora que las ventas del tercer trimestre se sitúen alrededor de los 520 millones, una caída del 7% ajustada por divisa; y el EBITDA en torno a 95 millones. Se estima que la ratio de deuda neta en relación con el EBITDA de los últimos doce meses se sitúe en 2,4 veces.

Los resultados de la compañía, que se publicarán el próximo 28 de octubre, «se han visto afectados en el corto plazo por una corrección de inventario en el canal superior a lo esperado en un entorno de mayor incertidumbre económica. Las alteraciones en la cadena de suministro, unidas a la aceleración de la demanda en 2020 y 2021, generaron elevados niveles de existencias en la cadena de suministro. La inflación aceleró aún más la acumulación de existencias, ya que, en particular en Norteamérica, los distribuidores adquirieron existencias adicionales para adelantarse a las subidas de precios. Fluidra está viendo ahora una normalización de los niveles de inventarios en la cadena de suministro», explican desde Fluidra.

Además, añaden que el entorno macroeconómico también es incierto, sobre todo en Europa, lo que provoca una demanda más débil debido a la escasa confianza de los consumidores derivada del aumento del coste de la energía, otras presiones inflacionistas y la subida de los tipos de interés.

Previsiones 2022

Teniendo en cuenta los resultados del tercer trimestre y las estimaciones hasta final de año, Fluidra ha ajustado sus previsiones para el ejercicio 2022. Prevé que las ventas del año se sitúen en torno a los 2.400 millones de euros (lo que implica un crecimiento cercano al 10% en términos interanuales) y que el EBITDA supere los 500 millones.

“Como muchos otros negocios en todo el mundo, estamos experimentando un cambio en las condiciones del mercado. En cualquier caso, estoy seguro de que estamos bien posicionados para seguir liderando el mercado de piscina y wellness gracias a un enfoque centrado en el cliente, la elevada calidad y servicio, la amplia cartera de productos, nuestra creciente huella geográfica y nuestra inversión en piscinas conectadas y el catálogo más amplio de productos sostenibles”, explica Eloi Planes, Presidente Ejecutivo de Fluidra.

Por otro lado, Fluidra ha revisado al alza los objetivos de su programa de simplificación, que está siendo implementado, y espera lograr ahorros de 100 millones de euros durante los próximos tres años. Este programa se centra en el rediseño de la oferta de productos para recortar costes, racionalizar las operaciones para ser más eficientes y simplificar la organización.

El negocio de Fluidra está en transición hacia un patrón de pedidos normalizado en línea con el crecimiento histórico de un dígito medio, impulsado por el crecimiento de la base de piscinas instaladas junto con un ticket medio más alto debido a las mejoras tecnológicas en la renovación de piscinas.

La compañía ha implementado subidas de precios significativas en los últimos 3 años y continúa viendo un efecto positivo en márgenes derivado de la subida de precios, a pesar de la inflación. Además, tanto la demanda del Aftermarket para atender a una base de piscinas mayor tras el incremento del 2020 y 2021, como la demanda de piscina comercial aportarán resiliencia en el futuro.

Estrategias de Inversión