El arranque de 2024 está siendo positivo en el plano macro. Bajo esta  coyuntura, hay  tres factores a monitorizar en el segundo trimestre. 

1)    Los principales indicadores macro han aguantado mejor de lo previsto y ahora apuntan a que el desenlace más probable para este año ya no es una recesión cíclica sino un aterrizaje suave, aunque los riesgos de recesión podrían resurgir en 2025. 
2)    Este entorno macro permite una mayor tolerancia al riesgo y estamos sobreponderando la renta variable a la vez que reducimos la renta fija por la expectativas de recortes de tipos hacia junio  en EEUU y poco antes en Europa. El motivo es que la inflación subyacente sigue siendo demasiado elevada como para poder recortar  tipos en el entorno actual. 
3)    Por último,  pensamos que las valoraciones en el mercado americano están cada vez más forzadas en la parte alta del mercado pero encontramos oportunidades en la pequeña y mediana capitalización. 

También nos gusta Japón por el mejor gobierno corporativo y los sectores impulsados por factores estructurales como la industria o el tecnológico. 

No te pierdas las perspectivas completas de Fidelity para el segundo trimestre
 

Estrategias de Inversión