Fidelity International ha lanzado el Fidelity Funds China Innovation Fund, una estrategia de renta variable centrada en las empresas chinas visionarias que alumbran avances tecnológicos y figuran entre los líderes de la innovación en estilo de vida, medio ambiente y tecnología.

El fondo hace hincapié en temáticas orientadas al futuro como las siguientes:
– Tecnología: informática cuántica, inteligencia artificial, informática en la nube, robots industriales, drones comerciales, conducción autónoma y ciudades y fábricas inteligentes.
– Estilo de vida: aprendizaje digital, fintech, blockchain, monederos digitales, telemedicina, medicina personalizada, genómica y robots de servicios.
– Medio ambiente: energías renovables, movilidad eléctrica, almacenamiento de energía, sustitutos de la carne, nuevos materiales y almacenamiento de carbono.

Precio objetivo de todos los valores del Ibex 35 en Marzo

Después de los resultados, presentamos el precio objetivo a 12 meses del consenso de mercado de todas las acciones del Ibex 35 y su potencial en bolsa.

Con muchos años de trabajo en Hong Kong a sus espaldas, los gestores del fondo, Tina Tian y Casey McLean, parten de la premisa de que la innovación suele impulsar el crecimiento de los beneficios, la revalorización de las cotizaciones y el mejor comportamiento relativo a largo plazo.

Valiéndose de una estrategia de inversión activa y del trabajo que realiza el equipo de 25 analistas de Fidelity en China, invertirán en un conjunto de entre 40 y 60 empresas chinas visionarias que sean tanto estratégica como financieramente atractivas. También tienen en cuenta los aspectos ESG que influyen en el binomio riesgo-rentabilidad.

“El ritmo de innovación en la economía china ha seguido acelerándose, y no solo como resultado de la pandemia. Eso ofrece a los inversores la oportunidad de beneficiarse de las buenas perspectivas bursátiles de las empresas visionarias”, comentó Tina Tian. “China posee numerosas ventajas estructurales como la disponibilidad de datos, el gran dinamismo de la I+D y las patentes, así como un entorno político favorable, a lo que hay que sumar la afinidad con la tecnología y el tamaño de la economía. Gracias a estas ventajas, el país se consolidará como el líder de la innovación en el s. XXI. Así pues, un conjunto de empresas chinas está ocupando posiciones de liderazgo en muchos ámbitos innovadores y eso también se refleja en la evolución de sus cotizaciones”.